Alimento Diario “La vía dolorosa”

05.150p-01Jesús salió cargando su propia cruz hacia el lugar de la Calavera (que en arameo se llama Gólgota). Juan 19:17

El camino al Calvario está casi llegando a su fin. El palacio de Pilato no queda lejos del lugar de la Calavera. Pero cuando uno ha sido golpeado, maltratado, y abandonado por sus amigos, se hace largo–muy largo.

Jesús va a necesitar ayuda con la cruz. De acuerdo a Lucas 23:26, Simón de Cirene tiene la distinción de ayudarle a cargar la cruz hasta el lugar de la crucifixión.

Pero al ir yendo, Jesús reconoce que el camino no es menos difícil para otros. Muchos de sus seguidores habían esperado más. Algunos “se golpeaban el pecho, lamentándose por él” (Lucas 23:27), pues sólo veían a quien amaban siendo abusado y golpeado sin misericordia. Veían sus esperanzas arrasadas, y creían que ese era el final de todo.

Pero Jesús sabía que ese no era el final. Tanto Moisés como Elías se lo habían asegurado en el Monte de la Transfiguración. Él sabía que estaba siéndole fiel al Padre. Sabía que a los habitantes de Jerusalén les esperaban días difíciles. Si a él, que era inocente, lo trataban así, qué difícil iba a ser cuando los romanos destruyeran Jerusalén, incluyendo el templo.

El camino al Calvario por las calles de Jerusalén fue difícil para Jesús. Las mofas, las burlas, la cruz–todo se le hizo pesado. Pero el peso más grande fue la culpa de nuestros pecados. Y sólo él los pudo cargar.

ORACIÓN: Bendícenos, Jesús, en la última parte del camino al Calvario. Amén.

 

Reflexión extraída del Devocional “El Camino de Cuaresma”

SI DESEA RECIBIR EL DEVOCIONAL DE CUARESMA “EL CAMINO DE ESPERANZA”, SOLICÍTELO AQUÍ.

Alimento Diario “Pilato y Herodes”

Sanedrin-Pilatos-Jesus-Rey-de-los-Judios

Al ver a Jesús, Herodes se puso muy contento; hacía tiempo que quería verlo por lo que oía acerca de él… Lucas 23:8a

El camino del Monte de la Transfiguración comenzó con Jesús encontrándose con quienes tenían razones legítimas para ser llamados líderes–Moisés y Elías. Ya cerca del Calvario, termina con Jesús encontrándose con dos que hubieran querido ser llamados líderes–Pilato y Herodes.

¡Qué diferencia! Moisés y Elías querían consolar y reafirmar a Jesús. Ambos sabían el propósito de Jesús, y comprendían lo significativo de su obra para cada persona que alguna vez habría de vivir. Ambos comprendían por qué Jesús debía sufrir y morir. Ambos tenían una visión para el futuro que era gloriosa y eterna. Ambos están en la eternidad dando la bienvenida a todos los santos a la presencia del Cristo victorioso.

Pilato y Herodes, los otros dos, sólo querían burlarse, poner en ridículo, y juzgar a Jesús. Querían divertirse y entretenerse con él. Sólo se preocuparon por ellos mismos, no pudiendo ver el valor de Jesús. Sólo querían que Jesús muriera. Sólo les importaba de alguna manera pasar a la posteridad. Y sólo por la gracia de Dios se encontrarían con Moisés y Elías.

Son muchos los que, en nuestros días, comprenden y se alegran con nosotros por el ministerio de Moisés y Elías. Damos gracias por su apoyo a Jesús en su camino al Calvario. Y, gracias al amor de Jesús, anticipamos una eternidad junto a ellos.

Pero también son muchos los que siguen el ejemplo de Pilato y Herodes. Ellos rechazan al Cristo. Su única esperanza es pasar a la posteridad. Y para eso harán cualquier cosa, incluso cosas malas, y hasta diabólicas.

ORACIÓN: Jesús, queremos unirnos a Moisés y Elías. Amén.

 

Reflexión extraída del Devocional “El Camino de Cuaresma”

SI DESEA RECIBIR EL DEVOCIONAL DE CUARESMA “EL CAMINO DE ESPERANZA”, SOLICÍTELO AQUÍ.

Capsulita de Esperanza

Capsulitas 3

 

No preguntes  Cómo,
No preguntes Cuándo,confía y espera en Él.

SIMPLEMENTE
en SU PALABRA confía.

Dios proveerá para tus necesidades.

“Por lo tanto, mi Dios les dará a ustedes todo lo
que les falte, conforme a las gloriosas riquezas
que tiene en Cristo Jesús.”
Filipenses 4:19

Audio Mensaje “Vemos y seguimos”

Banner Audio Mensaje invitado

         Banner LeerBanner Escuchar

Alimento Diario “La negación de Pedro”

Mientras tanto, Pedro estaba sentado afuera, en el patio, y una criada se le acercó. ‘Tú también estabas con Jesús de Galilea’, le dijo. Mateo 26:69
Negacion-de-PedroEl camino del Monte de la Transfiguración a la cruz del Calvario tiene muchos componentes que hieren profundamente a Jesús. Algunos de ellos fueron físicos, como los azotes. Otros fueron verbales, como la negación de Pedro. A Jesús le dolió inmensamente que Pedro lo negara, aun cuando él ya lo había predicho, pues sabía que iba a suceder.

En nuestro camino al Calvario debemos tener cuidado de no juzgar demasiado la conducta de Pedro. La mayoría de nosotros podemos recordar con facilidad nuestras propias infidelidades y negaciones. Y casi con toda seguridad, nuestras negaciones se han dado bajo circunstancias mucho menos difíciles y estresantes que la de Pedro.

Así como fue con Pedro, también lo es con nosotros. El Señor nos extiende su perdón total y en forma gratuita. Así como Jesús le pidió a Pedro: “apacienta mis corderos” (Juan 21:15b), también nos pide a nosotros que seamos valientes y fieles al Cristo resucitado-sin importar las circunstancias.

ORACIÓN: Jesús, perdona nuestras negaciones, y haznos testigos valientes. Amén.

Reflexión extraída del Devocional “El Camino de Cuaresma”

SI DESEA RECIBIR EL DEVOCIONAL DE CUARESMA “EL CAMINO DE ESPERANZA”, SOLICÍTELO AQUÍ.

Audio Mensaje “Buenas noticias para todos”

Encabezado Audio Mensajes

 

 

 

 

Banner Leer Banner Escuchar

TEXTO: Juan 3:12, 16-17

“Si les he hablado de cosas terrenales, y no creen, ¿cómo creerán si les hablo de las cosas celestiales?… Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna… Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él…´.

La mayoría de las veces se cree que “la gracia, el perdón y la misericordia” sólo las necesitan “las personas malas”. Y si miramos cuidadosamente, cada sociedad tiene una definición, implícita o explícita, de quiénes son las personas malas que realmente necesitan ser salvadas. La Biblia habla de “gracia para los pecadores”, para los que deben reconocer sus pecados ante Dios. Pero hoy vamos a aprender que hasta las personas buenas y religiosas necesitan esa gracia.

 

Capsulita de Esperanza

Capsulitas 1

La verdadera fe es contagiosa –
tenemos que compartirla.

“Yo no anuncio la buena noticia de
Cristo para sentirme importante.
Lo hago porque Dios así me lo ordenó.
¡Y pobre de mí si no lo hago!”

1 Corintios 9:16

Reflexión de Cuaresma “El abandono”

 

“Todos ustedes me abandonarán”, les dijo Jesús, porque está escrito: ‘Heriré al pastor, y se dispersarán las ovejas’.
Marcos 14:27

Alimento Diario “¡Si no hay amor, de nada sirve!”

usm_devo_handsinhandsSi yo hablara lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal resonante, o címbalo retumbante. Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios, y tuviera todo el conocimiento, y si tuviera toda la fe, de tal manera que trasladara los montes, y no tengo amor, nada soy. 1 Corintios 13:1-2

El pasaje bíblico de 1 Corintios 13:1-2 es muy conocido. Sin amor de nada sirve dar dinero para una obra de caridad, ayudar un orfanato, regalar ropa abrigada para los pobres en el invierno, en fin, hacer cualquier buena acción.

Es que sin amor no se puede agradar a Dios. Esa es la verdad. Si crees en Jesús, tienes en tu corazón el verdadero amor. Entonces, mira a tu alrededor, y busca qué hacer para demostrar ese verdadero amor.

ORACIÓN: Señor, gracias por tu amor que cubre todos mis pecados. Ayúdame para que actúe siempre con amor. Por amor a Cristo. Amén.

Mensaje de Esperanza para Tí, ¡HOY!

¡Dios ya hizo todo!

601102_73040170Ya debes haber escuchado que “Dios es amor”. Realmente eso es verdad. ¡Dios es amor! Él nos ama. Él hizo todo lo que era necesario para que fuéramos reconciliados con Él, aún cuando estábamos tan perdidos en nuestros pecados que no podíamos amarle. Así Dios nos ama. Todo lo que tenemos que hacer es confiar en el amor de Dios, y dejar nuestros viejos hábitos y confiar en la muerte de Cristo que apaga nuestros pecados, para que vivamos en amor a nuestro prójimo.

Oremos: Gracias Padre Celestial, por Tu amor. Fortalece mi fe para que yo también viva en amor con mi prójimo.

* Imagen de NatsPhotos en www.sxc.hu
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 642 seguidores

%d personas les gusta esto: