Alimento Diario “En el poder de Cristo”

Pero como ya han sido liberados del pecado y hechos siervos de Dios, el provecho que obtienen es la santificación, cuya meta final es la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor. Romanos 6:22-23

La mayoría de las personas le tienen miedo de la muerte. Pero quienes creemos en Jesucristo como nuestro Salvador, encaramos la muerte de una manera diferente. Es cierto que ella sigue quitando la vida, pero sólo quita la vida que tenemos en este mundo. Y sabemos que aquí estamos de manera pasajera, pues nuestra morada eterna será en el cielo, y eso nadie nos lo podrá quitar jamás.

La muerte no es el final. Por el contrario, para todos aquellos que confían en Jesucristo como su Salvador personal, la muerte es la puerta hacia la vida eterna con Dios. Por lo tanto, te invitamos a que confíes tu vida, y también tu muerte, a Aquél que dio su vida para rescatarte de la muerte eterna.

ORACIÓN: Querido Padre celestial, gracias por la vida eterna que me das a través del sacrificio, muerte y resurrección de tu hijo Jesucristo. Guíame cada día para que me mantenga cada vez más cerca de ti. En Jesucristo. Amén.

Mensaje de Esperanza: ¿Somos todos iguales?

Libre“Todas las personas nacen libres e iguales en dignidad y derechos” – Así comienza el primer artículo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que hoy conmemora 60 años de su proclamación, ocurrida el 10 de diciembre de 1948.

Todos somos iguales y tenemos los mismos derechos. ¿Tú crees en eso? Este es el ideal, el sueño; pero esto no sucede de hecho. Por eso las declaraciones fueron adoptadas y proclamadas por la ONU. Pero aun hoy, 60 años después del surgimiento de la declaración, nuestros derechos no son respetados y nosotros mismos no respetamos los derechos de nuestro prójimo. ¿Cuál es la solución? ¿Más leyes? ¡No! La solución definitiva es el amor. La prueba de que esto es verdad viene del mismo Dios. Él resolvió nuestro mayor problema con amor, y todos tienen derecho de saber esto: “Tanto amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo único, para que todo aquel que cree en Él no muera, sino que tenga vida eterna” (Juan 3:16)

Oremos: Ayúdame Señor, a hacer de este mundo un lugar más justo. Que yo respete los derechos de mi prójimo y que la justicia, la fraternidad y el amor prevalezcan sobre el egoísmo y la injusticia. En el nombre de Jesús, mi Salvador. Amén

Reflexión para jóvenes: “Hierro”

Amigos

Texto bíblico: “El hierro se pule con el hierro, y el hombre se pule en el trato con su prójimo”. Proverbios 27:17

¿Alguna vez has tratado de cortar algo con un cuchillo sin filo? No es fácil. Sin una hoja afilada, el cuchillo no puede avanzar. La única forma en que el cuchillo será capaz de cortar de nuevo es que pueda ser afilado. Tenemos que estar afilados así también. Tenemos que ser refrescados y animados por Dios, para que podamos  atravesar las partes difíciles de la vida.

Dios nos ofrece muchas maneras de estar afilados. Una de las maneras en que nos anima es a través de los demás cristianos. Nuestros amigos que aman al Señor nos recuerdan el gran amor de Dios; dan consejos bíblicamente, y ellos nos apoyan a través de la oración. Las amistades que tenemos que son creyentes poseen una dimensión más profunda a causa de la fundación de la fe compartida.

Cuando un cuchillo se afila con otro cuchillo, ambos se  hacen más filosos. Cada una de las cuchillas cambia por el contacto que tiene con el otro. De la misma manera, la influencia de amistades va en ambos sentidos. Tus amigos cristianos tienen el potencial de apoyarte en tu camino de fe, y tú tienes la oportunidad de animarlos en su relación con el Señor. Formar parte de los grupos de estudios bíblicos, orar por y con tus amigos, hablando de cosas que suceden en tu vida desde una perspectiva cristiana, pidiendo la rendición de cuentas en sus decisiones morales – éstas son todas las maneras amistades cristianas que pueden crear efectos que cambian la vida.

Hay una amistad que hace más que cambiar su vida; cambia tu eternidad. ¿No es notable que el Salvador del mundo quiera ser tu amigo? ¡Es, y lo hace!

(Jesús dijo) “Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo. Los llamo mis amigos, porque les he dado a conocer todo lo que mi Padre me ha dicho.” Juan 15:15).

Jesús te ama tanto que Él te llama su amigo. Jesús te ama tanto que murió en tu lugar. A través de esa relación con Él tus pecados son perdonados y se te da la vida eterna. ¡Eso sí que es un amigo!

(Jesús dijo) “El amor más grande que uno puede tener es dar su vida por sus amigos.” (Juan 15:13).

ORACIÓN: Señor Jesús, gracias por darme amistades cristianas para animarme y apoyarme. Por favor ayúdame a mostrar tu amor en las relaciones que me has bendecido. Más que nada, gracias por llamarme Tu amigo y permitirme pasar eternamente contigo en el Cielo. En Tu Nombre. Amén. 

Escrito por Jessica Bordeleau     / www.whatsfive14.com/devos.asp

 

Alimento Diario “¡Sé fuerte!”

usm_devo_bv_cloudsLes digo esto para que nadie los engañe con palabras persuasivas, porque aunque físicamente estoy lejos de ustedes, en el espíritu estoy entre ustedes, y me alegra ver su buen orden y la firmeza de su fe en Cristo. Por tanto, vivan en el Señor Jesucristo de la manera que lo recibieron: arraigados y sobreedificados en él, confirmados en la fe y rebosantes de acciones de gracias, que es como fueron enseñados. Colosenses 2:4-7

¿Cómo has amanecido hoy? ¿Te sientes fuerte para comenzar una nueva semana? No siempre nos despertamos con ánimo y energías para enfrentar lo que nos espera. Cuando es así, ¿dónde buscas fuerzas?

Si aún no lo sabes, existe una fuente de fortaleza que está tanto a tu alcance como al alcance de todos. En su Palabra, Dios nos dice: “… en el espíritu estoy entre ustedes… Por tanto, vivan en el Señor Jesucristo… arraigados y sobreedificados en él, confirmados en la fe y rebosantes de acciones de gracias, que es como fueron enseñados.”Dios siempre está contigo a través de su Espíritu dándote el ánimo y la fuerza que necesitas para cada día de tu vida. Confía en él.

ORACIÓN: Fortalece mi fe Señor, para que en ti encuentre la fuerza que necesito para vivir cada día con gozo y esperanza en tu nombre. Amén.

“No te olvides de Dios”

??????????????????????????????????????????????????????Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual algunos, por codiciarlo, se extraviaron de la fe y acabaron por experimentar muchos dolores. 1 Timoteo 6:10

Estabilidad financiera, ¿quién no la quiere? Todos queremos vivir de una manera confortable y tener un futuro seguro. Y eso en sí no está mal. El problema es cuando nos preocupamos tanto por lograrlo, que vivimos sólo para ganar dinero y acumular bienes, olvidando que de la vida no nos vamos a llevar nada material. La Biblia dice: “La raíz de todos los males es el amor al dinero”.

Todos necesitamos dinero para vivir, pero no debemos codiciarlo al punto de que nos aleje del camino de la fe. Por el contrario, pon delante de Dios todas tus necesidades y deseos. Dios atenderá tus pedidos en el momento adecuado y según su voluntad. Puedes estar seguro que él sabe lo que es mejor para cada uno de nosotros. Recuerda que la mayor riqueza que se puede tener es confiar en Jesucristo y en el perdón que él nos regaló al morir en la cruz y resucitar de la muerte.

ORACIÓN: Querido Dios, te doy gracias por todo lo que a diario me das. Ayúdame para que nunca ponga el amor al dinero por encima del amor que tengo por ti, en respuesta al amor que tú tienes por mí. Amén.

Alimento Diario “Y la familia ¿cómo anda?”

CPTLN greentreeEl Señor te librará de todo mal; el Señor protegerá tu vida. El Señor te estará vigilando cuando salgas y cuando regreses, desde ahora y hasta siempre. Salmo 121:7-8

¿Cómo está tu familia? ¿Cómo están tus padres, tus hijos, tus hermanos, tíos, o abuelos? ¿Qué lugar ocupa Cristo en tu familia? Sabemos que la presencia de Cristo en el hogar es fundamental para bendecir y mantener unida esa institución que sufre tantos ataques del mundo de hoy.

Cuando Cristo forma parte del día a día de cada uno, la familia encuentra fuerzas para vivir firme y segura en medio de las tormentas. En Cristo, la familia encuentra consuelo, alegría, esperanza, perdón y las fuerzas y sabiduría necesarias para enfrentar las adversidades de la vida y ser el puerto seguro donde podemos regresar después de un día lleno de actividades y problemas. ¡Invita a Cristo a ser un miembro activo de tu familia!

ORACIÓN: Querido Padre celestial, queremos que seas parte de nuestra familia orientando, dirigiendo, consolando y perdonándonos en cada momento de nuestra vida a través de tu hijo Jesucristo. Amén.