Audio Mensaje “Luz para nuestra soledad”

Barra audiomensaje

TEXTO: Juan 1:9

Esa luz verdadera, la que alumbra a todo ser humano, venía a este mundo.

Los pastores de Belén que cuidaban de sus rebaños durante la noche hace dos mil años, sabían lo que era la soledad. Sin tormenta en el cielo y sin fieras depredadoras o ladrones que despertaran o asustaran a sus animales, su trabajo debe haber sido fácil. Las ovejas estaban tranquilas, y los corderitos recién nacidos dormían plácidamente. Desde la ciudad de David les llegaban los ruidos de las tabernas, y de los sirvientes y esclavos que vivían y trabajaban en el palacio que el Rey Herodes había construido para protegerse de su propio pueblo.

Sentados alrededor de su pequeña fogata, los pastores habían comido y compartido historias, y luego cada uno había buscado abrigo en sus mantas. Observando en el cielo claro de la noche el desfile de estrellas, seguramente más de uno habrá pensado: ‘Doy gracias por tener un trabajo, si es que a esto se le puede llamar ‘trabajo'; pero, ¿es esto todo lo que hay? ¿Será que mi vida nunca va a cambiar?’

Banner Escuchar   Banner Leer

Capsulita de Esperanza: Juan 8:47

Capsulita de Esperanza 01

Si un hombre no puede ser Cristiano en el lugar donde está,
no puede ser Cristiano en ninguna parte. Henry Ward Beecher

“El que es de Dios, escucha las palabras de Dios; pero como ustedes no son de Dios, no quieren escuchar.” Juan 8:47 (DHH)

Alimento Diario “¿Qué me está sucediendo?”

CPTLN rock&horizonA ustedes no les ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero Dios es fiel y no permitirá que ustedes sean sometidos a una prueba más allá de lo que puedan resistir, sino que junto con la prueba les dará la salida, para que puedan sobrellevarla. 1 Corintios 10:13

La vida está llena de sorpresas. Algunas buenas y otras no. Los dolores, las pérdidas y los sufrimientos son parte de la vida, y al principio no vemos nada de provechoso en eso. Cuando sufrimos, toda nuestra vida se ve afectada, y por lo general sentimos miedo. ¿De dónde aferrarse? ¿Será que habrá una solución? ¡Por supuesto que sí!

La respuesta a todos nuestros sufrimientos y temores la encontramos en Jesús. La Biblia afirma: “A ustedes no les ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero Dios es fiel y no permitirá que ustedes sean sometidos a una prueba más allá de lo que puedan resistir, sino que junto con la prueba les dará la salida, para que puedan sobrellevarla” (1 Corintios 10:13). Entonces, confía en esta promesa de Dios, pues él es fiel en cumplir sus promesas.

ORACIÓN: Señor, ayúdame a superar los sufrimientos y las tentaciones. Sólo en ti encuentro las fuerzas que necesito para lograrlo. Amén.

Vida coherente con la fe

En una pequeña ciudad, humoristas hicieron un juego de muy mal gusto y enviaron a tres ciudadanos una esquela anónima con el mismo mensaje: “¡Todo fue descubierto!”. El resultado fue que uno de ellos se suicidó y los otros dos huyeron con miedo de una acusación o de un escándalo público. Infelizmente, muchas personas dicen ser cristianas y honestas, pero en realidad no viven en comunión con Dios, llevan una vida deshonesta, y no creen de hecho en la Salvación ofrecida por Jesús. Para estos, el destino podrá ser trágico si no cambian de vida. Que Dios nos mantenga en la fe verdadera, en Cristo Jesús, quien nos lleva a la vida eterna con Él en el cielo.


Oremos
: Padre Celestial, por amor a Jesús acéptame también en Tu comunión y concédeme una vida feliz y de obediencia. Amén

Alimento Diario “¿En quién creer?”

usm_devo_biblecandleToda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia. 2 Timoteo 3:16

¿En quién, o en qué, crees tú? ¿Cómo haces para saber en qué o en quién confiar? La mentira parece estar cada vez más presente en nuestra sociedad. Cada día vemos cómo una persona importante, y supuestamente ejemplar, es descubierta mintiendo y engañando. Aquéllos en los cuales confiábamos, traicionan nuestra confianza.

Entonces, ¿en quién podemos creer? Sólo en Dios y en su Palabra. Él nunca miente ni engaña. Dios siempre cumple lo que promete, y quiere que estés bien. Por lo tanto, cree en lo que él dice. Él te ama, es fiel y quiere que estés bien.

ORACIÓN: Señor Dios, ayúdame a confiar cada vez más en tu Palabra, pues ella es la fuente de sabiduría que me da la salvación por medio de la fe en Jesucristo. Amén.

Alimento Diario “Buscando las cosas de Dios”

CPTLN guy&biblePorque, ¿de qué le sirve a uno ganarse todo el mundo, si pierde su alma? Marcos 8:36

Caja de ahorros, fondos de inversiones, lingotes de oro, acciones, dólares, etc… Todas éstas son palabras muy comunes en nuestra vida. Todos queremos ahorrar y guardar para el futuro, para así asegurar algunos días de tranquilidad cuando lleguemos a la edad madura. Y es cierto, es sabio ahorrar y prepararse para los días que vendrán. Pero vivir la vida entera solamente pensando en eso…

Jesús dice: “Porque, ¿de qué le sirve a uno ganarse todo el mundo, si pierde su alma?” (Marcos 8:36). También es necesario dedicar tiempo a las cosas espirituales. Para ganar la vida verdadera es necesario confiar en Cristo y en el sacrificio que él hizo por nosotros en la cruz. ¡Es un regalo! No lo merecemos, pero lo recibimos de Dios Padre como prueba de amor. Entonces, dedica un tiempo de tu vida diaria para conocer cada vez más a Dios a través de su Palabra, y comunícate con él en oración para descubrir su voluntad para tu vida y permitir que te guíe.

ORACIÓN: Señor Dios, perdóname por no haberte dedicado mucho tiempo. Ayúdame a organizar mis tareas para que reserve momentos de adoración, oración y alabanza a ti. Por Jesús. Amén.

Alimento Diario “En el poder de Cristo”

Pero como ya han sido liberados del pecado y hechos siervos de Dios, el provecho que obtienen es la santificación, cuya meta final es la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor. Romanos 6:22-23

La mayoría de las personas le tienen miedo de la muerte. Pero quienes creemos en Jesucristo como nuestro Salvador, encaramos la muerte de una manera diferente. Es cierto que ella sigue quitando la vida, pero sólo quita la vida que tenemos en este mundo. Y sabemos que aquí estamos de manera pasajera, pues nuestra morada eterna será en el cielo, y eso nadie nos lo podrá quitar jamás.

La muerte no es el final. Por el contrario, para todos aquellos que confían en Jesucristo como su Salvador personal, la muerte es la puerta hacia la vida eterna con Dios. Por lo tanto, te invitamos a que confíes tu vida, y también tu muerte, a Aquél que dio su vida para rescatarte de la muerte eterna.

ORACIÓN: Querido Padre celestial, gracias por la vida eterna que me das a través del sacrificio, muerte y resurrección de tu hijo Jesucristo. Guíame cada día para que me mantenga cada vez más cerca de ti. En Jesucristo. Amén.