Cristo es nuestro abogado

Es peligroso el pensamiento de algunos, de que aun viviendo una vida disoluta y alejada de aquello que Dios aconseja en sus mandamientos, al final Él va a perdonarnos de cualquier manera. Eso es irresponsabilidad. Por otro lado, el hecho de que seamos pecadores no nos debe llevar a  la desesperación, creyendo que no hay perdón para nuestros errores. Jesucristo es nuestro abogado junto a Dios. Él no intenta probar nuestra inocencia, sino que presenta Su justicia conquistada en la cruz como base para nuestra absolución. Dios aceptó este sacrificio de Cristo, que con Su muerte redimió al mundo. Y no solamente nuestros pecados son perdonados, sino que los del mundo entero. No es algo automático, sino que el perdón y la vida son alcanzados a todos los que creen en Jesucristo.

Oremos: Padre Celestial, alabado seas porque haz enviado a Tu Hijo Jesús para ser mi Salvador y también el del mundo entero. Abre los corazones de las personas para la Palabra de vida. Amén

“El Señor dirige los pasos del hombre y le pone en el camino que a él le agrada;” (Salmos 37:23)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s