Gratitud

Ser grato es una de las principales cualidades humanas. Y la ingratitud es uno de los principales defectos de la humanidad. Si somos justos, veremos que tenemos mucho que agradecer, a nuestros padres, amigos, maestros y muchos otros que nos ayudan siempre. Pero, por encima de todos está Dios. Él nos dio todo. Es de Él que provienen nuestras bendiciones, nuestros dones y talentos. Y necesitamos admitir que hacemos más oraciones pidiendo que agradeciendo. Pero, agradece a Dios pues incluso eso Él perdona. Se grato a Dios. Reconoce lo que Él hizo por ti. Aun antes que nacieras Él providenció tu salvación. Él sacrificó a Jesús para poder darte el perdón de todos los pecados y, de regalo, la vida eterna. Agradece a Él, y por encima de todo, confía en Él y reconoce que Él hizo todo por ti.

Oremos: Gracias, Dios mío. Soy muy grato por todo lo que has hecho en mi vida. Soy agradecido por mi salvación. Soy agradecido por mi familia y salud. Ayúdame a ser siempre agradecido a Ti. En el nombre de Cristo. Amén.

“Señor y Dios mío, muchas son las maravillas que tú has hecho y las consideraciones que nos tienes. ¡Nada es comparable a ti!” (Salmos 40:5)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 642 seguidores

%d personas les gusta esto: