Alimento Diario “Jesús tiene un hermano en la cárcel”

Foto de l4gerardo / Pixabay.com

Foto de l4gerardo / Pixabay.com

Versículo Bíblico: “Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me recibieron; estuve desnudo, y me cubrieron; estuve enfermo, y me visitaron; estuve en la cárcel, y vinieron a visitarme.” Mateo 25:35-36

Durante la semana antes de su crucifixión, Jesús pronunció varias parábolas que se refieren al fin de los tiempos: específicamente, al día del juicio final. Lo que estas parábolas enfatizan es que, toda persona que haya nacido en este mundo, será juzgada de acuerdo a los principios de Dios.

En esta parábola específica sobre el juicio de las naciones, Jesús hace referencia a las obras que son fruto de la fe y que él espera que hagamos. Nuestras obras de fe en beneficio de los más necesitados es lo que Dios tendrá en cuenta para juzgarnos. Hasta aquí todo parece bien y no muy complicado. Sólo hay que poner la fe en acción.

El asunto se torna un poco más difícil cuando sacamos a relucir nuestra vanidad perfeccionista, y comenzamos a analizar la conducta y la situación en la que los demás se metieron como resultado de sus -malas- decisiones. ¿Por qué tienen hambre? ¿Será porque no trabajan? ¿Por qué son forasteros? ¿De qué o de quiénes huyeron? ¿Por qué están en la cárcel? Algo malo, muy malo, habrán hecho.

Pero, ¿acaso Jesús habló de esa manera? ¡No! Él habló desde la gracia, para que nuestra fe pueda ver la necesidad y sea ciega a los motivos del dolor.

La gracia en acción obra, mitigando el sufrimiento, acompañando al desolado y alimentando al que no tiene, haciendo exactamente eso que Jesús hizo por nosotros.

Dice un refrán popular: “Menos pregunta Dios y perdona.” En el día del juicio Jesús no nos pedirá los motivos por los cuales no obramos. Simplemente querrá ver los frutos de nuestra fe en acción.

______________________________________________________________

ORACIÓN: Padre, ayúdanos a poner manos a la obra, respondiendo en amor a las necesidades que nos rodean. Amén.

* Reflexiones del Devocional “De acuerdo al plan de Dios” / CPTLN 2015

Alimento Diario “Una cruz para Jesús, una cruz para mí”

Versículo Bíblico: “Si alguno quiere seguirme, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.” Lucas 9:23

Cuaresma imagenÉsta es la primera vez que aparece la palabra ‘cruz’ en el Evangelio de Lucas, curiosamente no para referirse a la de Jesús, sino a la nuestra. Jesús hace este anuncio en medio del anuncio de su propio sufrimiento y, si bien fue sumamente claro en decir lo que como el Mesías de Dios habría de sufrir, los discípulos no conectaron estas palabras con su sufrimiento y muerte.

Sólo después de la resurrección de Jesús, y más aún, después de Pentecostés, es que estas palabras de Jesús tuvieron sentido para los discípulos. Sólo después de los hechos entendieron que el Mesías, para poder salvarnos de nuestros pecados, tenía que cargar su cruz, ser colgado en ella, y morir como criminal. Porque sólo quien muere puede resucitar.

¿Cuánto tiempo te lleva a ti entender el anuncio de Jesús de que debes cargar tu propia cruz? Cuando Jesús cargó su pesada cruz, la que nos correspondía a ti y a mí, la que tenía encima todos nuestros pecados, no se quejó, no se negó, ni pospuso ese momento para más adelante. En un sentido, cuanto antes terminara su obra de morir y resucitar, tanto más antes se podría anunciar el evangelio del perdón.

La cruz del cristiano está definida como el sufrimiento que tiene que padecer por creer en Cristo. El sufrir a consecuencia de nuestros pecados no es una cruz. Sufrir la incomprensión, la burla, o la persecución por causa de la fe es cargar nuestra cruz. Reconozco que mi cruz es mucho más liviana que la de muchos hermanos alrededor del mundo. Mi corazón los abraza, y mi espíritu ruega por ellos, para que su fe no les falte.

______________________________________________________________

ORACIÓN: Amado Padre, danos fuerza y entereza para cargar cada día con nuestra cruz. Amén.

* Reflexiones del Devocional “De acuerdo al plan de Dios” / CPTLN 2015

Alimento Diario “Más de lo que eran capaces”

Versículo Bíblico: “Cuya generosidad se desbordó en gozo y en ricas ofrendas, a pesar de su profunda pobreza y de las grandes aflicciones por las que han estado pasando. Yo soy testigo de que ellos han ofrendado con espontaneidad, y de que lo han hecho en la medida de sus posibilidades, e incluso más allá de éstas. Insistentemente nos rogaron que les concediéramos el privilegio de participar en este servicio para los santos.” 2 Corintios 8:2-4

CPTLN calderaDamián y Patricia están pasando por momentos extremadamente difíciles. Patricia tiene cáncer avanzado de mama, en la columna vertebral, mandíbula, caderas y costillas. Tienen cuatro hijos discapacitados, y la casa donde viven está en ejecución hipotecaria.

Damián dice: “Un periódico local publicó nuestra historia. Gracias a ello, muchas personas desconocidas comenzaron a ayudarnos”.

Lo que esos buenos samaritanos han hecho por ellos es impresionante: es probable que Damián y Patricia no pierdan su hogar; Kevin, el menor de los hijos, va a recibir más ayuda por su discapacidad, y Patricia va a recibir asistencia para las complicaciones que sufre debido al cáncer.

Pero la historia no termina allí. Ellos contactaron nuestra oficina con el siguiente pedido: “Estamos compilando rápidamente un libro de citas sobre la fe y la esperanza”, dijeron, y luego pidieron si yo podría contribuir con algunas palabras.

El objetivo de Damián y Patricia es publicar un libro… para enviar en agradecimiento a todas esas personas que los han ayudado. Además, el 100% de lo que ganen con las ventas subsecuentes del libro, estará destinado a ayudar a otras personas que se encuentren en situaciones desesperadas.

¿Qué les parece? A mí me gusta mucho su idea.

Demasiado a menudo hablamos del lado malo, oscuro y pecaminoso de la humanidad. En cambio aquí vemos cómo el Espíritu Santo acerca al Señor de una manera especial a una familia. A pesar de los sufrimientos y problemas abrumadores por los que pasan, gracias a Dios todavía pueden decir: “Estamos muy agradecidos”.

Sí, Dios está ayudando a Damián, Patricia y sus hijos, pero también está proveyendo oportunidades para que otros les ayuden, de acuerdo a sus capacidades y posibilidades.

No les contaría la historia de esta familia si no creyera que historias similares son vividas por personas que viven a nuestro alrededor. La pregunta es: como cristianos que somos, ¿cómo vamos a responder?

Es mi oración que, en el nombre del Salvador que dio su vida para rescatarnos de la ejecución hipotecaria espiritual que nos esperaba, estemos dispuestos a sacrificarnos para ayudar a los necesitados.

Que con la ayuda del Espíritu Santo, la historia de Damián y Patricia sea la primera de muchas más.

Y si tiene curiosidad por saber qué les escribí para su libro, aquí va: “Esperanza es no tener miedo en la oscuridad, porque se tiene fe en el Salvador cuya luz ilumina cada paso”.

______________________________________________________________

ORACIÓN: Señor todopoderoso, oramos por quienes sufren dificultades. Llénalos de tu Espíritu Santo para que no caigan en el desaliento, y profundiza su fe en el Salvador. Enséñanos a ver las necesidades de quienes nos rodean, y a compartir con ellos las bendiciones que tú nos has dado. En el nombre de tu Hijo. Amén.

Alimento Diario – “Con ganas de adorar”

Versículo Bíblico: “Yo me alegro con los que me dicen: ‘Vamos a la casa del Señor'”. Salmo 122:1

usm_devo_concsem21En el Salmo 122, el rey David dice que está alegre por ser invitado a ir a la casa del Señor.

En Alemania hay una pareja que no comparte tal sentimiento. Esta pareja, ya mayor, de Inglaterra, estaba viajando por el sur de Alemania, cerca de la frontera con Austria.

Gracias a su GPS, habían andado por todas partes sin inconvenientes, aún cuando tenían que manejar en el “lado equivocado de las calles”, ya que en Inglaterra se maneja por el lado izquierdo. Todo iba bien hasta que, en un momento, el GPS le dijo que debían doblar a la derecha, lo cual ellos hicieron, sin fijarse si estaba bien o mal lo que estaban haciendo.

Lamentablemente, el GPS había estado equivocado. La calle no doblaba hacia la derecha, por lo que se chocaron contra el costado de una iglesia, destrozando el coche, teniendo que pasar la noche en el hospital, y pagando alrededor de $25,000 Euros en daños a la iglesia.

Hay veces en que confiamos a ciegas en ciertas cosas, cuando en realidad, en el único que podemos confiar a ciegas, es en nuestro Padre celestial. ¿Por qué? Porque:

  • Sólo Él envió su Hijo al mundo para que fuera nuestro sustituto,
  • Sólo Él nos amó tanto que todo el que cree en el Salvador crucificado y resucitado es protegido de las fuerzas del mal.

Cuando uno no confía en el Señor, no sabe dónde puede terminar. Por eso esta semana, cuando el Espíritu Santo le invite a ir a la iglesia, trate de hacerle caso y vaya donde el pueblo de Dios esté reunido en su nombre.

Ellos apreciarán su presencia; usted será tocado por la historia de salvación de la vida, muerte y resurrección del Salvador, y el mundo le verá seguir a Dios, y no a un GPS.

______________________________________________________________

ORACIÓN: Señor, son muchas las voces que me dicen dónde debo ir y qué debo hacer. Ayúdame para que sólo te preste atención a ti, y para que sea testigo de tu salvación ante los demás. En el nombre de Jesús. Amén.

Alimento Diario “Sonrisa socarrona”

????????????????El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10

¿Alguna vez se sonrió en forma socarrona cuando a alguien le sucedió algo? ¿Sabe a qué me refiero con lo de ‘sonrisa socarrona’? Recientemente, una agencia de noticias publicó unos ejemplos de esta palabra.

La primera historia trata de un hombre que se apareció en un hospital con una herida de bala. Como es de suponer, la policía lo interrogó para saber qué había sucedido, y aunque al principio el hombre estuvo reacio a narrar los hechos, finalmente lo hizo. Resulta que, mientras practicaba cómo desenfundar su pistola al estilo vaquero, sin querer apretó el gatillo y se disparó a sí mismo.

Otra historia sucedió en Suiza, donde veinte personas que participaban de un programa para adelgazar y estaban esperando a ser pesadas, de pronto escucharon crujir el piso del edificio, que terminó derrumbándose.

Yo no tengo nada personal contra quienes tienen sobrepeso ni contra quienes tienen armas. Al contrario, debo admitir que no soy para nada delgado, y que me gusta disparar armas, pero seamos honestos… al leer esas historias, ¿no se les dibujó en la cara una sonrisa socarrona?

No puedo asegurarlo, pero creo que el Señor, quien creó a la jirafa y al ornitorrinco, también tiene sentido del humor. De la misma manera, creo que Él nunca encontró humorística nuestra desventura.

Por el contrario, el Señor, movido por nuestra condición sin esperanza envió a su Hijo para salvarnos. Jesús cambió la tranquilidad y la perfección celestial, por los caminos polvorientos de las provincias pobres del Impero Romano. Allí, rechazado, despreciado y odiado, él dio su vida para que nosotros pudiéramos ser salvados.

Y si usted se pregunta: ¿por qué? Quizá haya sido porque el Señor no quería que Satanás se riera de nuestra desventura en el día del juicio. Quizá quería robarle a Satanás su sonrisa socarrona.

ORACIÓN: Señor, te doy gracias haber tenido piedad por este mundo pecador. Ayúdame a hacer todo lo que esté a mi alcance para que el diablo no triunfe en el día del juicio. En tu nombre. Amén.

Alimento Diario “Dando testimonio”

Testimonio“Yo les digo que a todo aquel que me confiese delante de los hombres, también el Hijo del Hombre lo confesará delante de los ángeles de Dios.” Lucas 12:8

Lutheran Hour Ministries ha participado con una carroza en el Rose Bowl Parade por 65 años, desfile que cada primero de enero se realiza por las calles de Pasadena, en California.

Este año 2015 la carroza fue titulada: “La Biblia… la historia de Dios”

Durante 65 años, muchos han preguntado: “¿Vale la pena invertir tanto dinero en eso?”

Es cierto que poner una carroza en ese desfile cuesta mucho. En realidad, sería imposible hacerlo si no fuera por la dedicación y trabajo de los miles de voluntarios que cada año la llevan a cabo. Estos voluntarios (que vienen de todo el país) no sólo trabajan en la preparación de nuestra carroza, sino que también ayudan a las demás. El dinero que ellos ponen es lo que hace posible todo esto.

¿Para qué sirve? Permite que miles de voluntarios trabajen juntos durante varios días. Es la única carroza cristiana del desfile, que es visto por el millón de personas que están paradas a lo largo del camino que sigue, y por alrededor de mil millones de personas de todo el mundo, que lo ven por televisión.

Pero la razón por la que cuento esto es porque cualquier comercial auspiciado por una organización cristiana, al igual que con nuestra carroza en el desfile en Pasadena, va a provocar que muchas personas digan: “mejor hubieran dicho tal cosa”… o “mejor hubieran invertido todo ese dinero en tal o cual cosa”.

De mi parte, doy gracias cada vez que veo en el televisor que una carroza de Lutheran Hour Ministries desfila por las calles de Pasadena. Y, si un comercial da firme testimonio de nuestro Salvador, también voy a dar gracias por él.

Es mi oración que el Espíritu Santo utilice el mensaje del Rose Bowl Parade para plantar semillas de fe que puedan germinar y crecer para dar muchos frutos.

ORACIÓN: Señor Jesús, te pido que el mundo pueda apreciar tu victoria sobre el pecado, la muerte, y el diablo. Ayúdanos a recordar que la victoria más grande de todas es la que tú tuviste al levantarte de la muerte. En tu nombre. Amén.

 

Alimento Diario “El castigo merecido”

CPTLN gang“Mientras estaban ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató. Y el Señor le dijo a Caín: ‘¿Dónde está tu hermano Abel?’ Y él respondió: ‘No lo sé. ¿Acaso soy yo el guardián de mi hermano?’ Y el Señor le dijo: ‘¿Qué es lo que has hecho? Desde la tierra, la voz de la sangre de tu hermano me pide que le haga justicia.'” Génesis 4:8b-10

Si uno se guía por lo que ve en los programas de televisión, puede pensar que todas las investigaciones de homicidios terminan con el arresto y condena del culpable, y que todo sucede en 30 ó 60 minutos, según la duración del programa.

Sin embargo, y en contraste a lo que muestra la televisión, las cifras dadas por el FBI dicen algo muy diferente. Sus estadísticas dicen que cada vez es menor el porcentaje de asesinatos resueltos. En 1963 era del 91%. Hacia el final de la década de los años 70 había caído a un 80%, y en los años 80 bajó a un 70%. En el 2007, sólo el 50% de los casos de asesinato fueron resueltos.

Esto quiere decir que cada vez hay más personas caminando por las calles y viviendo en nuestros vecindarios que están libres, a pesar de haber asesinado a alguien.

O al menos así lo creen.

Después de haber enterrado a su hermano, Caín, el asesino más famoso del mundo, creyó haber cubierto su crimen. Pero su falso sentido de seguridad fue echado por la borda cuando Dios le exclamó: “-¡Qué has hecho! Desde la tierra, la sangre de tu hermano reclama justicia.”

La verdad es que, por más que los testigos no hablen y que la evidencia permanezca oculta, ante Dios nadie logra ocultar nada. El Padre sabe todo lo que hacemos, y nuestro pecado no lo hace feliz.

Por eso es que Jesús vino al mundo: para salvarnos de nosotros mismos. Para salvar a los asesinos, para cargar con la culpa de sus crímenes, para pagar el precio del castigo, y para ofrecer el perdón a todo el que se arrepienta y se vuelva a él en fe. Aún cuando los criminales tengan que pagar el precio que la ley de su país exige, quienes creen en Jesús son bendecidos con el perdón comprado con su sangre.

Esa es una buena noticia tanto para los criminales, como para pecadores no-criminales como usted y yo.

ORACIÓN: Padre celestial, haz que tu paz reine en los corazones pecaminosos de la humanidad. Enséñanos a recordar y alegrarnos por el perdón que a diario nos concedes a través de tu hijo Jesucristo. En su nombre. Amén.

Reflexión de Adviento “Epifanía”

advdevo_2014_sp“Y preguntaron: ‘¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el oriente, y venimos a adorarlo.'” Mateo 2.2

La Iglesia celebra hoy el Día de Epifanía, o el Día de Reyes. En cierto sentido, este día marca el fin de nuestro camino a Belén. María y José ya han ido al templo en Jerusalén, donde el Niño ha sido presentado y María ha sido purificada, y ahora han regresado a Belén.

Nosotros también hemos completado nuestro camino a Belén acompañando a María y José, a los pastores, y a los sabios de Oriente al lugar donde iba a nacer nuestro Salvador. En un sentido, hemos completado nuestro camino de Nazaret a Belén.

Pero todavía nos falta completar otra parte de nuestro camino. Quizás más importante que el camino que hicimos, es ver lo que el camino nos hizo a nosotros. ¿Cómo hemos cambiado? ¿En qué somos diferentes?

Algunos dirán que siguen siendo iguales que antes, mientras que otros no se darán cuenta del cambio que han experimentado. Algunos verán que han cambiado y se alegrarán por ello, porque ahora son capaces de reconocer aún más el gran amor que hizo que Dios enviara a su Hijo para ser nuestro Señor y Salvador. Algunos sentirán un deseo mayor de reflejar aún más ese amor a los demás, aun cuando el hacerlo implique un sacrificio. Algunos se verán movidos a unirse a los ángeles para adorar con profunda pasión al todopoderoso Dios. Algunos buscarán más oportunidades para servir al prójimo, así como Cristo vino a servirnos a nosotros.

Si bien hemos completado el camino de Nazaret a Belén, nuestro camino como pueblo que adora a Jesucristo aún continúa. Seguimos adorándolo guiados por su amor y como sus embajadores en este mundo. Seguimos adorándolo en nuestras iglesias, en nuestras comunidades, y dondequiera que vayamos. ¡Que Dios bendiga nuestro continuo caminar!

Oración: Padre celestial, te damos gracias por habernos acompañado en nuestro caminar durante el Adviento y la Navidad. Bendícenos en nuestros caminos hasta que estemos seguros contigo en el cielo, nuestra Tierra Prometida eterna. Amén.

Reflexión de Adviento “Los regalos”

advdevo_2014_sp“Cuando entraron en la casa, vieron al niño con su madre María y, postrándose ante él, lo adoraron. Luego, abrieron sus tesoros y le ofrecieron oro, incienso y mirra. Pero como en sueños se les advirtió que no volvieran a donde estaba Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.” Mateo 2.11-12

Los sabios fueron a Belén llevando regalos: oro, un regalo real, apropiado para el Rey de Reyes. Incienso, una sustancia utilizada por los sacerdotes, indicando su futuro sacerdocio. Mirra, una sustancia muy cara y que tenía variados usos: perfumes, aceite para ungir, medicinas, y para embalsamar. Jesús habría de ser ungido con perfume, se le ofrecería vino mezclado con mirra al estar colgado en la cruz, y su cuerpo sería cubierto con mirra y otras especias al ser sepultado. Sin duda alguna, los regalos fueron muy significativos.

Nosotros también vamos a nuestros Belenes llevando regalos. Algunos son para expresar nuestro amor a nuestros seres queridos. Otros son a obras de beneficencia para que puedan seguir ayudando en amor a los necesitados. Otros son para nuestra iglesia, para que pueda continuar compartiendo el amor de Dios al mundo.

Pero María y José fueron a Belén con el mejor regalo de todos: Jesús, el Cristo, el Salvador del mundo. Verdadero Dios, por lo que no tenía que pecar, y verdadero hombre, por lo que podría haber pecado. María y José fueron a Belén con el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Aquél que resistiría al diablo y todas sus tentaciones, Aquél que conquistaría la muerte. María y José fueron a Belén con el mejor regalo de todos: el regalo de vida, paz, perdón y esperanza.

Oración: Padre celestial, gracias por habernos dado el mejor regalo de Navidad que pueda existir. Con alegría nos unimos a los ángeles, los pastores, los sabios, y nuestros hermanos y hermanas en la fe de todo el mundo para adorarte y glorificarte. Bendice nuestra adoración. Amén.

Reflexión de Adviento “Egipto”

advdevo_2014_sp“Esto sucedió para que se cumpliera lo que dijo el Señor por medio del profeta: ‘De Egipto llamé a mi hijo.'” Mateo 2.15b

El itinerario de viaje de María y José fue de Nazaret a Belén, de Belén a Egipto, y de Egipto a Nazaret. ¿Conocerían la profecía de Oseas 11.1? Originalmente, esa profecía se refería al pueblo de Israel que estaba siendo llamado fuera del cautiverio de Egipto. San Mateo, bajo la guía del Espíritu Santo, la ve como una referencia a Jesús, el Hijo de Dios.

Más allá de si la conocían o no, sin lugar a dudas sabían la importancia que Egipto tenía en la historia del pueblo de Dios. Ellos conocían la historia de José, el hijo preferido de Jacob. Sabían que sus hermanos lo habían traicionado y vendido como esclavo. Sabían que había sido fiel aún frente a las tentaciones de la esposa del Faraón. Sabían que había interpretado los sueños del Faraón. Sabían cómo Jacob y su familia habían llegado a Egipto y allí habían prosperado. Sabían acerca del Rey de Egipto que se había olvidado de las muchas bendiciones que el Señor había derramado a través de José. Sí, ellos sabían todas esas historias. (Génesis 37-50, Éxodo 1)

No sabemos cuánto tiempo se quedaron en Egipto. Después que Herodes murió, poco tiempo después de haber hecho matar a todos los niños menores de dos años, un ángel se le apareció nuevamente a José en un sueño y le dijo que regresara a la tierra de Israel. José iba a regresar a Belén, pero cuando se enteró que quien reinaba allí era Arquelao, el hijo de Herodes, decidió ir a Nazaret (Mateo 2.19-23). San Lucas dice que allí “el niño crecía y se fortalecía, se llenaba de sabiduría, y la gracia de Dios reposaba en él.” (Lucas 2.40).

Qué camino para María, José, y el Niño. Su camino tiene un impacto profundo en nuestro propio camino. Ese es nuestro Salvador. Su experiencia es la nuestra, por ello es que está con nosotros sea que tengamos que huir, viajar a lugares distantes, estar solos, o en medio de nuestra propia gente. Su compromiso de estar con nosotros siempre es inquebrantable y certero. Es un mensaje que vale la pena recordar y sobre todo compartir con quienes andan por un camino incierto y difícil.

Oración: Señor, bendice a todos los que andan por caminos difíciles y peligrosos. Bendice nuestro caminar por la vida. Que nuestro viaje de Adviento nos lleve sanos y salvos a nuestro hogar. Amén.