Mensaje de Esperanza Semanal: ¿Iglesia Perfecta?

Una Iglesia, como toda organización humana, liderada por humanos, es imperfecta. Los problemas siempre aparecen, dificultando la vida de aquellos que se juntan en Iglesia para vivir la fe en el Salvador Jesús. Pero Dios sabe lo que está pasando con sus hijos. Saber de esto nos llena de paz, y podemos superar las dificultades por medio del perdón y del amor cristiano, siempre reflejándonos en Cristo, quien demostró Su gran amor al morir por nosotros en la cruz.

Oremos: Gracias, Señor, por conocer las dificultades que enfrentamos. Orienta nuestra decisiones para que Tu verdad siempre prevalezca. Amén

Alimento Diario “Ayuda en las decisiones”

Versículo Bíblico: “Y en su oración dijeron: Señor, tú conoces todos los corazones. Muéstranos a cuál de los dos has escogido, para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de la que Judas cayó por su transgresión para irse a donde le correspondía.” Hechos 1:24-25

Imagen de tomasdratnal / Pixabay.com

Imagen de tomasdratnal / Pixabay.com

Cuando te encuentras ante una gran decisión o una importante elección, ¿qué haces? Puedes utilizar distintos métodos para decidir qué camino debes seguir: realizar un análisis financiero, una evaluación psicológica, un estudio de mercado, o buscar el consejo de un amigo.

Para decidir quién habría de ser el sustituto de Judas, los apóstoles establecieron ciertos criterios, y así surgieron dos nombres. “Y en su oración dijeron: Señor, tú conoces todos los corazones. Muéstranos a cuál de los dos has escogido, para que tome la parte de este ministerio y apostolado”(Hechos 1:24-25a). Cuando tengas que tomar una decisión, establece criterios que estén de acuerdo con tu fe, y ora para que Dios te muestre el camino a seguir. Entonces, sea cual sea la decisión a la que llegues, sabrás que Dios estará contigo.

______________________________________________

ORACIÓN: Amado Jesús, que mis decisiones estén siempre de acuerdo a tu voluntad. Cuando me equivoque, ayúdame a corregir mi camino. En tu nombre. Amén.

Alimento Diario “La Mirada Perdida”

Versículo Bíblico: “Y les dijeron: ‘Varones galileos, ¿por qué están mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ustedes han visto irse al cielo, vendrá de la misma manera que lo vieron desaparecer.'” Hechos 1:11

Imagen de Unsplash / Pixabay.com

Imagen de Unsplash / Pixabay.com

Cuando nos concentramos demasiado pensando en algo, en algún problema o sueño, solemos tener la “mirada perdida”, como si estuviéramos mirando al vacío, como si no estuviéramos presentes. Muchas veces tenemos esa mirada cuando estamos desanimados, sin esperanza, tristes y sin dirección.

Cuando Jesús subió al cielo, los discípulos se quedaron mirando hacia arriba. Pero dos ángeles les dijeron: “Varones galileos, ¿por qué están mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ustedes han visto irse al cielo, vendrá de la misma manera que lo vieron desaparecer” (Hechos 1:11). Si tu mirada está “perdida”, y tu vida se encuentra sin dirección, mira a Jesús y recuerda que volverá.

_____________________________________________

ORACIÓN: Señor Jesús, no permitas que viva con la mirada perdida y sin esperanza, porque en ti tengo perdón, salvación y esperanza eterna. En tu nombre. Amén.

Alimento Diario “La pereza”

Versículo Bíblico: “Perezoso, ¿cuánto más seguirás durmiendo? ¿Cuándo vas a despertar de tu sueño? Un poco de dormir, un poco de soñar, un poco de cruzarse de brazos para descansar, y así vendrán tu necesidad y tu pobreza: como un vago, como un mercenario.” Proverbios 6:9-11

Imagen de Hans / Pixabay.com

Imagen de Hans / Pixabay.com

La Palabra de Dios, en el libro de los Proverbios, nos recuerda que el perezoso dice: “Un poco de dormir, un poco de soñar, un poco de cruzarse de brazos para descansar” (Proverbios 6:10).

Pero, ¿quién no ha tenido ganas de dormir un poco más un día lunes? Dios nos advierte que debemos cuidar que la pereza no se apodere de nuestra vida, pues puede traer consecuencias terribles. Por otro lado el trabajo, bajo las promesas de Dios, nos proveerá el sostén y la satisfacción necesarios. Entonces, aprovecha a vivir el día de hoy a pleno, sabiendo que, al hacerlo, estás sirviendo a Dios.

_______________________________________________

ORACIÓN: Señor Jesús, redentor mío, no permitas que la pereza se apodere de mi vida. Ayúdame para que tu amor me dé ánimo y ganas para trabajar y servir a quienes me rodean. En tu nombre y por tu amor te lo pido. Amén.

Alimento Diario “Ciudadanos”

Versículo Bíblico: “Pero nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo.” Filipenses 3:20

Imagen de Tbreyer / Pixabay.com

Imagen de Tbreyer / Pixabay.com

Besos a la camiseta, ojos llorosos mientras se entona el himno nacional, emoción al ver la bandera mientras se recibe una medalla en el podio… Representar a la patria en una competición es una alegría tremenda, pero al mismo tiempo también es una gran responsabilidad. Si se gana, el orgullo es grande. Si se pierde, se siente como si se decepcionara a toda la nación.

Sin embargo, quienes creen en Jesús confiesan que son de una patria distinta, y que representarla es una alegría constante, pues saben que siempre serán bien recibidos: “Pero nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo” (Filipenses 3:20). Ser parte de esa patria es saber que, sea cual sean los resultados en esta vida, cuando el Rey Jesús venga traerá el premio de la vida eterna. Sé tu también un ciudadano del cielo, y recibe el premio de la vida.

____________________________________

ORACIÓN: Rey Jesús, gracias por dar tu vida por mí y hacerme ciudadano del cielo. Amén.

Alimento Diario “Testimonio, prueba y fe”

Versículo Bíblico: “Esto les causa gran regocijo, aun cuando les sea necesario soportar por algún tiempo diversas pruebas y aflicciones; pero cuando la fe de ustedes sea puesta a prueba, como el oro, habrá de manifestarse en alabanza, gloria y honra el día que Jesucristo se revele. El oro es perecedero y, sin embargo, se prueba en el fuego; ¡y la fe de ustedes es mucho más preciosa que el oro!” 1 Pedro 1:6-7

La fe es más preciosa que el oroRecuerda las bendiciones guardadas para ti. El apóstol Pedro nos dice a los cristianos: “Esto les causa gran regocijo, aun cuando les sea necesario soportar por algún tiempo diversas pruebas y aflicciones” (1 Pedro 1:6).

A veces no es fácil dar testimonio del amor de Dios en Jesucristo. Cuando sufrimos por causa de nuestra fe y del testimonio del amor de Dios en Jesucristo, nuestra fe es puesta a prueba, y esto no es algo fácil. Pero, cuando pases por un momento así, recuerda las promesas de Jesús. Él nunca te abandonará ni te dejará, sino que estará contigo siempre, hasta el fin de los tiempos.

________________________________________

ORACIÓN: Seños Jesús, te pido que el Espíritu Santo me de fuerzas para dar testimonio de ti, y me recuerde siempre tus promesas y bendiciones. Amén.

Alimento Diario “¿Nadie me oye?”

Versículo Bíblico: “Ustedes todos, los que temen a Dios, vengan y escuchen lo que él ha hecho conmigo. Con mis labios le pedí ayuda; con mi lengua exalté su nombre. Si mi corazón se hubiera fijado en la maldad, el Señor no me habría escuchado. Pero lo cierto es que Dios me escuchó y atendió a la voz de mi súplica. ¡Bendito sea Dios, que no rechazó mi oración ni me escatimó su misericordia!” Salmo 66:16-20

Imagen de distelpics / Pixabay.com

Imagen de distelpics / Pixabay.com

¿Cuántos “no” recibes al día? Un “no” puede ser importante para superar un vicio, o para evitar un accidente. Pero un “no” que trae aflicción, que sugiere menosprecio, que te hace perder la esperanza, puede ser difícil de soportar.

Cada vez que recibes uno de esos “no”, necesitas refugiarte en un lugar seguro, tener a alguien que te escuche, que conozca profundamente tus miedos, defectos y pecados y, aun así, estar dispuesto a escucharte. Ese alguien es Jesús. Habla con él, y recibirás su comprensión y su amor. Entonces tú también podrás decir: “¡Bendito sea Dios, que no rechazó mi oración ni me escatimó su misericordia!” (Salmo 66:20).

ORACIÓN: Amado Salvador, gracias por escucharme y perdonarme a diario. Tú conoces lo más profundo de mi ser, y aún así sigues amándome. Amén.

Alimento Diario “Honra a tu madre”

Versículo Bíblico: “Honrarás a tu padre y a tu madre, para que tu vida se alargue en la tierra que yo, el Señor tu Dios, te doy.” Éxodo 20:12

madre e hijaHay varios proverbios bíblicos que nos recuerdan la importancia de valorar a nuestra madre. Uno de ellos reconoce que, lamentablemente, hay personas ingratas hasta con su propia madre. Otro proverbio amenaza con un castigo terrible a quien se burle de su madre que ya es anciana. Estos proverbios demuestran cuánto valora y se preocupa Dios por las relaciones familiares, y por mostrarnos cuán importante es la madre.
Por lo tanto, sea ella anciana, joven, soltera, casada o viuda, respeta y honra a tu madre. Acuérdate del cuarto mandamiento: “Honrarás a tu padre y a tu madre, para que tu vida se alargue en la tierra que yo, el Señor tu Dios, te doy” (Éxodo 20:12). Abraza hoy a tu madre con el amor de Dios en tu corazón, y hazle saber cuánto la amas.

________________________________________________

ORACIÓN: Salvador Jesús, cuida de todas las madres, y muéstrales Tu amor y gracia. Amén.

Alimento Diario “Descanso”

Versículo Bíblico: “En ese momento, Jesús dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque estas cosas las escondiste de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó. El Padre me ha entregado todas las cosas, y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar. Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar.” Mateo 11:25-28

Imagen de roegger / Pixabay.com

Imagen de roegger / Pixabay.com

¿Estás cansado de la vida que llevas? ¿Te atormentan tus pecados? ¿Tu vida se ha convertido en una rutina de cosas malas y relaciones debilitadas? ¿Crees que la vida ya no tiene sentido? ¿Sientes que no tienes fuerzas para cambiar ni siquiera los detalles más pequeños?

Si has respondido que sí a alguna de estas preguntas, estás necesitando ayuda y fuerza. Mira lo que Jesús dice:“Vengan a mí todos ustedes, los agotados de tanto trabajar, que yo los haré descansar” (Mateo 11:28). Confía tus problemas y tu vida toda en Jesús. En él encontrarás descanso y tus fuerzas serán renovadas.

_____________________________________________

ORACIÓN: Jesucristo, mi Salvador, en tus manos pongo mi vida. Estoy cansado y necesito de descanso y fuerza. Gracias por llevar mis pesadas cargas. Amén.

Alimento Diario “¿Con estrés?”

Versículo Bíblico: “‘¡Alto! ¡Reconozcan que yo soy Dios! ¡Las naciones me exaltan! ¡La tierra me enaltece!’ ¡Con nosotros está el Señor de los ejércitos! ¡Nuestro refugio es el Dios de Jacob!” Salmo 46:10-11

Imagen de SplitShire / Pixabay.com

Imagen de SplitShire / Pixabay.com

¿Qué haces para relajarte? Existen muchas actividades que pueden ser relajantes, por ejemplo: pescar, escuchar música, practicar deportes, ver películas, navegar por internet. Por lo general, cuando estamos estresados queremos “desconectarnos del mundo” para relajarnos. Pero, aun “desconectados”, los problemas no desaparecen y tarde o temprano el estrés siempre regresa.

En su Palabra, Dios nos dice cuál es la mejor manera de relajarnos y descansar aun en los momentos de aflicción:“¡Alto! ¡Reconozcan que yo soy Dios! ¡Las naciones me exaltan! ¡La tierra me enaltece!” (Salmo 46:10). Cuando caminamos con Dios, aunque la tierra sea estremecida, encontramos un refugio. Cuando caminamos con Dios, aunque existan tiempos de aflicción, tenemos auxilio. Cuando caminamos con Dios, aunque haya guerra, estamos en paz. Él es el Dios todopoderoso que nos acepta y ama, al punto de enviar a su hijo Jesús para salvarnos. Por lo tanto, cuando te estreses, recuerda que él está de tu lado.

_______________________________________________

ORACIÓN: Dios de los ejércitos y salvador Jesús, solamente en ti encuentro paz y refugio. En tus manos puedo descansar y sentirme seguro en toda circunstancia. Amén.