¡Dios no nos deja solos!

¿Alguna vez te has sentido o te estás sintiendo solo? ¿No encuentras apoyo en tus amigos y no tienes nadie que te entienda y te ayude de verdad? ¡Es una sensación horrible! Pero Dios te conoce. Él te entiende. Él está a tu lado. Él envió a Jesús para morir por ti. Él vino a tu encuentro y te ofrece; compañía, apoyo, paz, el perdón y la vida eterna. Acepta este regalo y vivirás siempre al lado de Dios.

Oremos: Gracias, Señor Dios, por perdonarme. Es bueno saber que puedo contar contigo y que me comprendes. Ayúdame a comprender tus enseñanzas y tus caminos para mi vida. Amén.

“¡Nunca permitirá que resbales! ¡Nunca se dormirá el que te cuida!” (Salmos 121:3)

Anuncios