¡La brevedad de la Vida!

El tiempo pasa muy rápido. La gente se asusta de ver como los hijos crecen rápido y nuestra vida va pasando, pasando… Hay un dicho popular que dice: “Solamente hay una certeza en esta vida: que vamos a morir ¡Solo que no sabemos cuándo!” ¿Qué harías si solamente tuvieras una semana de vida? Probablemente ya no querías ganar más dinero o trabajar, sino que dedicarías tu tiempo con otras cosas más importantes, ¿no es así? Entonces, ¿Por qué no empezar hoy y analizar tus prioridades? Pero ve con calma, tranquilidad es fundamental. Hay una solución para la brevedad de la vida, una “fuente de juventud”, ella es Jesucristo. Así es, Él es el camino que nos lleva a la vida eterna. Quien cree en Él no morirá, sino que tendrá vida eterna. Aproveche la vida, déjala en las manos de Jesucristo y ella no terminará nunca, al contrario, se pondrá  cada vez mejor. ¡Puedes confiar! 

Oremos: Amado Dios y creador, ayúdame a tener una vida bien aprovechada, buscando siempre en primer lugar Tu Palabra. Así yo estaré en el camino que me conduce a la vida que no termina, sino que solo mejora. Amén.