¡Un gran amigo!

¿Ya te has sentido solo? ¿Sin nadie en quién puedas confiar y compartir tus alegrías y problemas? Vivimos días en los que todos aseguran que existen pocas personas confiables y amigas. Es difícil abrir el corazón y tener la certeza de que seremos comprendidos. Pero debes saber que puedes contar con un gran amigo: Dios. Él te ama y quiere vivir en comunión contigo. ¡Confía tu vida a Dios! Él te ama tanto que dio la vida de Jesús para que tú recibieras el perdón y la vida eterna.

Oremos: Amado Dios, muchas gracias por ser mi amigo. Ayúdame a confiar en Ti y a vivir todos mis días en comunión contigo y con Tu Palabra. Amén

“Yo soy el Dios todopoderoso. Vive una vida sin tacha delante de mí…” (Génesis 17:1)