¿Dónde encontrar la paz?

El mundo de hoy es muy hostil y las personas piensan cada vez más solamente en sí mismos. Y es en este contexto que ocurren situaciones de disputas, ya sea entre personas o países, cada uno queriendo ser mejor que el otro. Dios tiene siempre una Palabra de consuelo para Sus hijos, dándoles tranquilidad en las más diversas situaciones, por más difíciles que ellas sean. Es por eso que las palabras de Jesús son un bálsamo para nosotros, cuando Él dice: “Por estar conmigo, ustedes tendrán paz… yo vencí al mundo”. Por medio de Jesús, tenemos paz con Dios y vivimos la alegre expectativa del encuentro con Él, en los cielos. No estamos solos, pues Él nos acompaña en cada momento.

Oremos: Querido Jesús, gracias por vencer al mundo. Esto nos deja aliviados y felices. Gracias porque, contigo, podemos tener paz. Amén. “Os digo todo esto para que encontréis paz en vuestra unión conmigo. En el mundo habréis de sufrir, pero tened valor, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33)