Antídoto para el cansancio

¿Qué es lo que más te cansa? Muchas personas viven cansadas, no siempre debido al gran esfuerzo físico, sino por las preocupaciones y problemas del día a día. ¿Y cómo estás? ¿Cansado? Muchas veces el motivo de nuestro cansancio es debido a tener que cargar todas las preocupaciones y problemas solos, sin tener con quien contar o alguien que pueda ayudar. No tenemos muchas personas que se preocupen con los problemas de los demás. Cada uno ya tiene sus problemas. Pero, nosotros tenemos una buena noticia para ti. Tenemos el antídoto para tu cansancio. Este remedio es Jesucristo. Él mismo prometió: “Vengan a mí, todos ustedes que están cansados de cargar con sus pesadas cargas, y yo les haré descansar”. Quien sabe no llegó el momento de que dejes de cargar solo con tus problemas y preocupaciones. ¡Confía en Jesús! Él quiere y puede aliviar tu carga y darte el descanso que tanto necesitas. 

Oremos: Ayúdame Jesús. Estoy cansado. Son tantos los problemas, las preocupaciones y los miedos. Siento que no tengo fuerzas para enfrentarlos. Ayúdame hoy y siempre. Amén. 

“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os haré descansar” (Mateo 11:28)