¿Cómo devolver una ofensa?

Quizá una de las cosas más difíciles en nuestra vida es hacer el bien a alguien que nos hizo algo malo. Muchas personas defienden la idea de pagar el mal con mal o pagar con la misma moneda. Dios quiere que todos seamos sabios y no nos venguemos de aquellos que nos perjudican. Él quiere que seamos personas buenas y amables, por más que otros nos hagan el mal y nos perjudiquen. Parece fácil decir, pero es muy difícil hacerlo, ¿verdad? Pero Dios vino hasta nosotros a través de Jesucristo para que tengamos una nueva vida. Él nos salvó para librarnos de nuestros pecados y maldades. Nosotros le hicimos daño, pero Él solamente nos hizo el bien. No dejes el mal triunfar, sino que vence al mal con el bien, con el bien que recibiste de Cristo: El perdón de los pecados y la vida eterna.

Oremos: Señor Dios, dame fuerzas para conseguir ser amable y perdonar principalmente a los que me hacen daño. Sin Tu amor y Tu perdón, yo no sería nada. Amén.

Lee en tu Biblia: Romanos 12:21