Con Dios a nuestro lado

¿Por qué será que las personas hacen tantas cosas erradas cuando nadie está mirando?. Delante de los demás se comportan súper bien, mantienen las apariencias, parecen correctas. Pero cuando están solos, hacen de todo. ¿Ya te haz dado cuenta de que hay un Dios que observa todo, que sabe de todo y que está siempre con nosotros?. Alguien ya aconsejó a las personas a que antes de ir a un lugar deben considerar llevar a Dios consigo. O sea, ¿Dios podría ir contigo a todos los lugares que vas? ¿Podría Él estar en tus círculos de conversación? ¿Podría sentarse a tu lado en el trabajo y mientras estudias? Pues está siempre ahí, por más que no lo veamos. Acuérdate de esto al hacer las cosas, al pensar o al escoger entre hacer lo correcto y lo que no es tan correcto. Todos nos equivocamos, pero siempre tenemos a Jesús, el Salvador, para asegurarnos el perdón de los pecados cuando nos arrepentimos.


Oremos:
 Señor Dios, perdóname todos los pecados que he cometido, incluso aquellos que ni me dí cuenta que los he cometido. Dame fuerzas y alegría para vivir todos los días conforme a Tu Santa voluntad. Amén

Lee en tu Biblia: 
Lucas 12:1-3