Conociendo al amor que me enseña a amar

Maridos, amad a vuestras mujeres, como Cristo amó a la iglesia y dio su vida por ella (Efesios 5:25). ¿Sería esta la receta para un matrimonio feliz? ¿Amar a la esposa de la misma manera que Cristo amó a Su Iglesia? ¿Pero consigues demostrar tanto amor por ella? Algunas veces, cuanto más conocemos a la otra persona, más dificultades tenemos para amarla, pues sus defectos también se hacen visibles a nuestros ojos. ¿Qué hacer? Quien sabe sea el momento que conozcas un poco más del amor que Jesucristo tiene por ti. Es Jesús quien te ama y te enseña a amar. Es Jesús el que perdona y enseña a perdonar. Es Jesucristo quien te lleva a darte cuenta que tu amada te necesita. Es Jesucristo quien enseña a disfrutar de las verdaderas alegrías que tu matrimonio podrá dar a ti y a tu esposa.

Oremos: Querido Dios, ayúdame a enfrentar las dificultades de la vida a dos. Fortalece mi fe en Ti para que yo pueda comprender y amar a mi esposa. Por Jesucristo. Amén