Criando y educando hijos

 

Existen padres que siempre reprochan a sus hijos delante de todo el mundo, los comparan con otros niños, les exigen cosas absurdas. Por otro lado, existen cada vez más niños sin límites. Niños gritando y exigiendo de sus padres juguetes y otras cosas. Hay padres que, por vergüenza a escándalos, inmediatamente atienden a sus pedidos. Sin darse cuenta, que están contribuyendo a la formación de un niño mal educado.

La Palabra de Dios recomienda a los padres que no irriten a sus hijos, pero que los críen y los eduquen con disciplina. Que Dios ayude e inspire a los padres a que traten con amor a sus hijos, respetando sus diferencias, e incentivándolos a una vida responsable. 

Señor Dios, ayuda aquellos padres que ofenden o lastiman a sus hijos y no los educan según Tu voluntad, en amor y paciencia. Bendice a todos los padres para que les enseñen a sus hijos los caminos agradables a Ti. Amén.