Culpable

“Tampoco yo te condeno. Vete y no vuelvas a pecar” (Jn 8.11)

¿Te estas sintiendo culpable hoy? La culpa es una de las grandes causas del sufrimiento humano. Es un dolor profundo. ¿Alguna vez haz conseguido dejar de sentirte culpable solo? Es muy difícil. Por más que recibamos el perdón de una persona, la culpa nos sigue atormentando y nosotros no nos perdonamos. Sentimos que hemos fallado, que no conseguimos hacer lo que es correcto. Pero, ¿será que existe la cura para la culpa?, si existe, pero ella no esta dentro de nosotros. Ella está en la cruz del calvario. Fue allá que todas nuestras culpas fueron pagadas. Cristo murió para curarte de toda culpa. Por eso, confía en Jesús. Él dio Su vida para que nuestro pecado, el que nos genera la culpa, no nos condenara en la cruz. No cargues en tus hombros la culpa. ¿Cometiste un error? ¿Estas arrepentido? ¡Confía en Jesús! Él ya te ha curado de toda culpa. Aprovecha la oportunidad que Cristo te ha dado y recomienza tu vida sin culpa y en paz.

Oremos: Gracias Señor Dios, por que me haz enviado a Jesús. Se que Tu haz puesto sobre Él todos mis pecados. Gracias a Jesús estoy libre de toda culpa y puedo vivir en paz con la certeza de que Tu me amas y me perdonas. Amén.