Declaración de inocencia

 ¿Cómo quieres ser juzgado por Dios? ¿Por la ley o por el amor? Todos nosotros esperamos que Dios no nos juzgue por los 10 mandamientos, ya que si Él nos juzgar con este criterio estamos todos condenados, al final: “No hay una sola persona que haga lo que es correcto” (Romanos 3:10). Entonces pedimos a Él que tenga misericordia y nos juzgue por medio de Cristo, así el criterio no es lo que hicimos, sino, lo que Cristo hizo por nosotros. Dios, por medio del sacrificio de Cristo, eligió perdonarnos en lugar de condenarnos. Eso es amor verdadero. Es este amor que Dios quiere darte. Confía en Jesús y este amor será parte de ti para siempre.

Oremos: Gracias Señor, porque me perdonaste por medio de la muerte de Cristo. Ayúdame a perdonar a mi prójimo y a vivir en paz con él. Derrama en mi corazón Tu amor, un amor verdadero y sin exigir nada a cambio. En el nombre de Jesús. Amén.

“El Señor, su Dios y salvador, bendecirá a ese hombre y le hará justicia” (Salmos 24:5)