Dejando a Dios actuar

Hay gente que, si pudiera, seguramente pediría explicaciones a Dios sobre; por qué se enfermó, o por qué sucede tanta maldad en el mundo, o por qué hay tanta hambre y así por delante. Y, además de pedir explicaciones, con seguridad también diría a Dios como Él debería actuar para que mundo sea un lugar mejor para vivir. En realidad la Sagrada Biblia, nos dice con claridad que Dios, por un acto de amor entregó a la muerte a Su Hijo Jesús para que, por medio de ella, pagase nuestra deuda de pecados y nos salvase. La Biblia también nos dice que esta salvación es tuya, es nuestra, cuando creemos. Sin embargo, ya salvados, no somos llevados inmediatamente a la vida feliz en el cielo. Seguimos en este mundo, y por eso permanecemos sujetos al sufrimiento. Liberación total, para siempre, tendremos solamente después de la segunda venida de Cristo. Esperamos que tú, por más que no siempre comprendas las decisiones de Dios, también las aceptes con humildad.

Oremos: Padre nuestro, ayúdame para que no cuestione Tus decisiones. Ayúdame para que siempre las acepte con fe. Amén.

“Buscad el reino de Dios y esas cosas se os darán por añadidura” (Lucas 12:31)