Dios está al mando

¿Qué tal empezaste la semana? ¿Desanimado? ¿Cansado? ¿Con miedo de los problemas que vienen por delante? En el trabajo, en los estudios o en casa, todos tenemos cosas que no nos agradan tener que enfrentar. Son problemas que deben ser resueltos, decisiones que deben ser tomadas y tareas que deben ser cumplidas, y muchas veces ni siquiera sabemos porque pasamos por eso. Pero de una cosa podemos estar seguros. Dios está siempre de nuestro lado para darnos fuerzas, ánimo y alegría. Con Dios a nuestro lado, podemos enfrentar los problemas de frente, porque sabemos que nuestro Padre del cielo está al mando, haciendo con que las cosas sucedan según Su Santa voluntad. Dios te ama, y la prueba de ese amor es que Él sacrificó Su propio Hijo Jesús por nosotros. Por eso, ten la certeza de que Él no nos abandona. ¡Confía en Él!

Oremos: Señor Dios, gracias porque estás siempre a mi lado, amparándome y protegiéndome. Dame fuerzas y alegría para que en mí día a día yo sea un testigo de Tu amor. Amén.

Lee en tu Biblia: Salmos 145:13-21