El auxilio viene de Él

¿Trabajas, te esfuerzas pero tu vida parece que nunca va para adelante? ¿Los problemas son muchos y no tienes con quien compartirlos? ¿Nada te sale bien? ¿Quién alguna vez no se ha sentido así? ¿Sin futuro, sin solución y sin auxilio? En estos momentos es muy difícil creer que Dios es bueno. Pero, ten por seguro, Él es bueno y te ama mucho. Lee el Salmos 121 y verás que Dios es tu auxilio y está presente en los momentos de aflicción. Invoca la presencia de Dios y Él te podrá ayudar. El objetivo de Dios no es darte una vida sin problemas, sino ayudarte en todos los momentos. Él envió a Jesús para que te auxilie y te libre de la condenación eterna debido a tus pecados y ahora quiere estar presente en tu vida para ayudarte. Acuérdate que es de Dios de donde proviene tu auxilio hoy y siempre.

Oremos: Bondadoso Dios, gracias por que me amas y me auxilias en tiempos difíciles. Ayúdame a comprender tu Santa Voluntad en mi vida y fortalece mi fe en ti. En el nombre de Jesús. Amén

Lee en tu Biblia: Salmos 121