El camino de la fe

¿Cuántos kilómetros de caminos tenemos en nuestro País? La llamada red de carreteras nacional une los distintos puntos de nuestro País. Algunas de estas se tardaron años para que fuesen terminadas, debido a que la geografía de la tierra tiene muchos obstáculos naturales que necesitan ser superados para que el tráfico fluya adecuadamente. La geografía de los hombres también presenta una serie de desafíos para que exista un tráfico fluente: desobediencia, terquedad, vicios y materialismo. Y solamente con la eliminación de estos “accidentes geográficos” el tráfico vuelve a lo normal. Así trabaja Dios con los seres humanos. Él envía Su Espíritu Santo como una máquina pesada para hacer lo que nosotros no tenemos capacidad – crear la fe. Y esta fe es nuestro camino, que no se complica con la lluvia, con terremotos, con embotellamientos o accidentes. Dios, con Su poder y amor, abre camino para que andemos, por medio de la fe, por el camino de la Salvación conquistada por Su Hijo Jesús. Con el camino sin obstáculos, Cristo viene a nuestra vida más rápido y de la mejor manera posible.


Oremos:
Querido Espíritu Santo, limpia el camino de mi vida, para que yo pueda disfrutar de la Salvación que conquistaste para mi a través de Jesús. Amén