El fundamento correcto

A la mayoría de los niños y a muchos adultos también, les encanta jugar en la arena de la playa, construyendo murallas, castillos, dibujando o excavando agujeros. El resultado de todo esto es que al final el agua del mar viene y en segundos deshace todo lo que fue hecho. Así es nuestra vida si la construimos sobre una base frágil, sin resistencia. Pero quien vive una vida basada en Jesucristo, creyendo y confiando en el único que puede darnos el verdadero perdón y la vida eterna, está construyendo sobre una roca, con un fundamento sólido, que no se caerá. Busca evaluar tu día a día, trata de descubrir si estas viviendo sobre la arena del materialismo, de la ambición, del egoísmo, o si tu vida esta construida sobre la roca que es Cristo.

Oremos: Señor Dios, Padre Celestial, abre mis ojos para que yo pueda construir mi vida sobre el fundamento correcto, que es Jesucristo, Tu único Hijo. Amén.

Lee en su Biblia: Lucas 6:46-49