Él siempre conoció

En el Salmo 139, el salmista dice que los días que Dios nos dio para que vivamos fueron todos escritos en un libro aún antes de que estos días existieran. Si la gente leyera este texto sin ningún cuidado e ignorando todo el contexto, con toda certeza podríamos decir que Dios es el causante de todo el mal que haremos en este día, pues fue Él quien escribió todo aquello que haríamos, sean cosas buenas o malas. Eso no quiere decir que Él prescribió los errores que cometemos, sacándonos la responsabilidad de lo que hacemos. Por medio de la fe en Jesucristo nos convertimos en personas que luchan contra las tentaciones, que se esfuerzan en hacer Su voluntad. Dios siempre está a nuestro lado, orientándonos para que podamos tomar las mejores decisiones. Que todos nosotros podamos, con Su ayuda, vivir siempre según Su deseo, demostrando de esta manera cuanto amamos a aquel que primero nos amó.

Oremos: Señor Dios, tú me conoces desdela eternidad. Te pido disculpas porque muchas veces te he decepcionado. Ayúdame, fortaleciendo mi fe en Jesús, para que yo viva los días que me diste según Tu deseo. Amén