Él te protegerá

“¡Bienaventurados todos los que en Él confían!” Salmos 2:12

¡Socorro, Socorro! Al oír un pedido de auxilio como este sabemos que alguien esta en apuros y necesitando de ayuda. ¿Ya haz pasado por esta situación? ¿Haz necesitado de ayuda y no encontraste a nadie que pudiera ayudarte? Es realmente desesperante necesitar de ayuda y no tener con quien contar. Nosotros estaríamos así, si Dios no hubiera enviado a Jesús. Debido a las cosas erradas que hacemos estaríamos condenados a la muerte eterna. Nada de lo que hiciéramos; nadie podría ayudarnos. Pero, por amor y sin pedirnos nada a cambio, Dios nos envió a Jesús. Él es nuestro protector. Él dio Su vida para protegernos de la muerte eterna. Y Él prometió que está a nuestro lado. Tu no estas solo, confía en Él, Él está a Tu lado hoy y siempre.

Oremos: Bondadoso Dios, gracias por protegerme. Doy gracias por que me haz librado de muchos peligros y especialmente por haberes enviado a Jesús quien me libró de la muerte eterna. Amén.