Enseñanzas del Señor

Problemas, obstáculos y desafíos surgen siempre en nuestro día a día. ¿En quién buscar ayuda en esos momentos? Muchas personas, desorientadas, no saben dónde buscar ayuda. Muchas veces recurren a medios no confiables que incluso empeoran la situación por la que están pasando.

Aquí está el consejo del salmista David: “Los preceptos del Señor son justos, porque traen alegría al corazón. El mandamiento del Señor es puro y llena los ojos de luz” (Salmos 19:8). La Palabra de Dios trae claridad delante de los problemas. La Biblia trae orientaciones prácticas para que triunfemos delante de los obstáculos de la vida. Más que grandes problemas, ¡tenemos un gran Dios! En la biblia aprendemos sobre el amor de Dios, quien envió a su propio Hijo para morir por nosotros y salvarnos. La Biblia también nos dice: “Todo lo puedo en Cristo que me Fortalece” (Filipenses 4:13)

 Oremos: Señor Jesús, gracias te damos por tus enseñanzas que son ciertas y alegran el corazón, son claras e iluminan nuestra mente. Agradecemos por Tu Palabra que es vida. Amén.