Estabilidad financiera necesaria

¿Tu condición económica ha mejorado? ¿Conseguiste aumentar tus bienes materiales? Entonces tienes motivos para estar feliz, ¿no es así? Quien sabe sea prudente que escuchemos el consejo del gran “empresario” David que afirma en la Biblia: “Si se aumentan las riquezas, no pongáis el corazón en ellas” (Salmos 62:10). En este período de crecimiento económico es bueno que pensemos sobre esto, pues la realidad puede cambiar y una crisis puede atraparnos de repente. Pero cuando nuestra confianza está depositada en el Salvador Jesucristo tenemos la seguridad necesaria para enfrentar cualquier período de turbulencia y disfrutar con sabiduría las maravillas que Él nos concede diariamente.

Oremos: Amado Salvador Jesús, agradezco por las bendiciones que me has dado. Ayúdame para que yo pueda confiar siempre en Ti y disfrutar de las conquistas que me das diariamente. Por Jesucristo. Amén