Iluminando tu vida

Caminar por un camino desconocido, y en la oscuridad, es muy difícil. Nos da miedo e inseguridad. Podemos lastimarnos. Muchas personas caminan por la vida de esa manera, como si estuviesen en la oscuridad. ¿Ya te has sentido así? ¿Sin saber hacia dónde está y hacia dónde va tu vida? Hay una solución. El salmista dice: “Tu palabra es una lámpara a mis pies y una luz en mi camino” (Salmos 119). La palabra de Dios es la luz que alumbrará siempre tu vida. Jesús es el guía de tu vida. Confía en Él y Él te conducirá por el camino más seguro y tu destino será la vida eterna al lado de Dios, en un lugar donde no hay llanto ni sufrimiento.

Oremos: Guíame Señor Jesús, pues solamente así yo tendré la vida eterna. Ilumina mis pasos en esta vida para que yo camine en seguridad. Amén

“Tu palabra es una lámpara a mis pies y una luz en mi camino” (Salmos 119:105).

Anuncios