Jesús, el pan de vida

Existen días en los que puedes estar sintiéndote hambriento. Hambriento de esperanza y de una solución a tus problemas. Siempre estamos a la búsqueda de un milagro que cambie nuestra vida. Jesús quiere cambiar tu vida. Una vez Él dijo: “Yo soy el pan que da vida. El que viene a mí, nunca más tendrá hambre, y el que en mí cree, nunca más tendrá sed” (Jn 6:35). Jesús no esta diciendo que solucionará todos nuestros problemas, pero se presenta como la fuente donde encontramos fuerzas para enfrentar toda y cualquier situación. Aliméntate de la Palabra de Cristo y sentirás la diferencia.

Oremos: Aliméntame Jesús con Tu Palabra. Amén