La Palabra de Dios es verdadera

Dos cosas son muy importantes en el manejo de la Palabra de Dios. No desprecies la Palabra de Dios sin conocerla y aplícala a tu vida, además no intentes interpretarla con base solamente en el raciocinio, sin tener un método serio de interpretación. La Biblia, aun habiendo sido escrita por manos humanas, fue inspirada por Dios. Dios Espíritu Santo actuaba y movía el corazón de los escritores para que escribiesen el mensaje de Dios. Cada uno mantenía sus propias características y estilo. Pero el contenido era la revelación que Dios se dispuso a ofrecer a todos los pecadores. Y Cristo es la revelación máxima del amor de Dios. Trata de conocer la Sagrada Biblia. Por medio de ella, Dios hablará a tu corazón. La Biblia nos muestra que Cristo murió en la cruz en nuestro lugar y que él resucitó, asegurándonos la vida eterna.

Oremos: Amado Dios, te pido sabiduría para que pueda absorber tu mensaje de vida y salvación a través de Cristo, sin dar oídos a las críticas de quien solamente quiere destruir tu obra. Amén.