Llena tu corazón de alegría

¿Qué te haría feliz en este momento? ¿Una esperanza postergada o un deseo realizado? Con certeza el deseo realizado nos dejaría felices. Lastimosamente nuestra vida no está hecha solamente de deseos realizados. Muchas esperanzas fueron postergadas o, quien sabe incluso, ni siquiera existen más. Ya te has fijado que cuando todo va bien, tenemos una tendencia a olvidarnos de Dios. Infelizmente eso es muy común. Ahora, cuando las cosas no van bien, entonces nos acordamos en el momento de Dios, y muchas veces le exigimos una acción inmediata para líbranos del problema. Delante de las dificultades nos entristecemos y lamentamos nuestra mala suerte. Pero, sonríe, Jesús te ama. Él fue enviado para cumplir la promesa que Dios había hecho a Su pueblo. Él había prometido que enviaría el Salvador. Aquel que moriría por nosotros en la cruz. Por lo tanto, llena tu corazón de alegría, pues Dios cumple Su Palabra. Él promete estar siempre a tu lado y afirma que todo coopera para el bien de aquellos que aman a Dios. 

Oremos: Querido Dios, te pido que yo pueda aprovechar todas las oportunidades para conocerte. Pues se que solamente así tendré una vida feliz y realizada. Amén. 

“Cuando me hablabas, yo devoraba tus palabras; ellas eran la dicha y la alegría de mi corazón, porque yo te pertenezco, Señor y Dios todopoderoso” (Jeremías 15:16)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 642 seguidores

%d personas les gusta esto: