Planes de Dios

Seguramente habrás escuchado alguna vez la frase: “¡Dios tiene un plan para tu vida!” ella es verdadera, pero siempre genera una pregunta: ¿Qué plan? No hay manera de negar que nos gustaría saber cuál es el plan que Dios tiene para nosotros. ¿Por qué estamos pasando por esta o aquella situación? Lo que nosotros podemos asegurarte es que el plan de Dios es maravilloso. Es un plan lleno de amor. Confía en el plan de Dios y verás que vale la pena. Confiar es también saber esperar. Es creer en la sabiduría y por encima de todo en el amor de Dios. Fue Él quien te dio los dones y talentos, familia, salud, etc.… Él envió a Su Hijo para darte el regalo de la vida eterna. Por eso, confía en los planes de Dios. Él es sabio y así como Él preparó la solución para tu mayor problema, la muerte eterna, Él también puede ampararte delante de los sufrimientos y proteger, por ti, todos los días de tu vida.

Oremos: Bondadoso Dios, como es bueno saber que Tú tienes un plan para mi vida. Es bueno saber que te importas conmigo. Doy gracias a Ti por esto. En el nombre de Jesús. Amén.

“El Señor destruirá la muerte para siempre, secará las lágrimas de los ojos de todos y hará desaparecer en toda la tierra la deshonra de su pueblo. El Señor lo ha dicho.” (Isaías 25:8)