Mayor de las victorias

 ¿Cuáles fueron las grandes victorias de tu vida? ¿Cuáles aun pretendes alcanzar? ¿Victorias profesionales, sociales, culturales, deportivas? ¿Será que con ellas conseguirás dejar huellas en este mundo? Lastimosamente sentimos una atracción tremenda por las cosas que el mundo nos ofrece. Por otro lado sentimos un gran recelo por todo aquello que Dios nos ofrece de manera gratuita. Distinto a estas cosas ilusionarías es creer en Jesús, confiar en Él es hacer la voluntad de Dios. La fe en Cristo y en Su obra redentora nos asegura la mayor de las victorias, la vida para siempre.

Oremos: Mi querido Dios, Tu eres un Dios de amor. Me amaste tanto que diste a Tu Hijo Jesucristo en sacrificio por mis pecados, para que yo pudiera tener la verdadera vida. Gracias Señor. Amén.

“Pero tú, Señor, eres mi escudo protector, eres mi gloria, eres quien me reanima” (Salmos 3:3)