Nuevas fuerzas

Hay días en que nos sentimos débiles, desanimados y desmotivados para hacer las cosas. Acompañemos lo que dice el profeta Isaías: “¿Acaso no lo sabes? ¿No lo has oído? El Señor, el Dios eterno, el creador del mundo entero, no se fatiga ni se cansa; su inteligencia es infinita. Él da fuerzas al cansado, y al débil le aumenta su vigor. Hasta los jóvenes pueden cansarse y fatigarse, y los muchachos flaquean y caen; pero los que confían en el Señor tendrán siempre nuevas fuerzas y podrán volar como las águilas; podrán correr sin cansarse y caminar sin fatigarse”. 

Oremos: Amado Dios, llena mi vida con Tu fuerza y no permitas que mis pies tropiecen. Amén

“Pero los que confían en el Señor tendrán siempre nuevas fuerzas” (Isaías 40:31)