¿Qué enseñar a nuestros hijos?

Para la mayoría de las personas, tener hijos es algo tan natural que no se dan cuenta de lo grandioso de la maternidad. Pero, los hijos son bendiciones de Dios. Tener hijos no es algo tan sencillo como parece. A través de la reproducción estamos perpetuando a la humanidad. Eso es maravilloso y solamente puede suceder cuando Dios permite. Es por eso que reconocemos en cada niño que nace una bendición de Dios, y como maravillosos regalos de Dios deben ser cuidados y educados especialmente en las enseñanzas cristianas. El sabio Rey Salomón dijo: “Instruye al niño en el camino correcto, y aun en su vejez no lo abandonará” (Proverbios 22:6).

La educación más importante es saber que Cristo murió en la cruz y resucitó por nosotros. Esa educación es la que vale para la eternidad. Seamos agradecidos a Dios por los hijos que tenemos. Seamos cada vez más responsables en nuestra tarea de padres.

Oremos: Gracias Dios, por darnos el privilegio de participar en el proceso de la perpetuación de la humanidad. Ayúdanos a cumplir nuestro papel con sabiduría y responsabilidad. Amén.

Lee en tu Biblia: 1 Samuel 1:28