Sé paciente

¿Eres una persona paciente? Cuando estamos en dificultades no vemos la hora de superarlas. No pensamos en otra cosa. El problema toma cuenta de nosotros y no conseguimos dejar de pensar en el. Con esta actitud las cosas terminan empeorando. ¿Qué hacer entonces? La paciencia es una virtud. Especialmente cuando tenemos un problema. La paciencia nos ayuda a enfrentar la situación de una manera más racional. Pero, ¿será posible esperar, tener paciencia delante de los problemas? Hay un proverbio bíblico que dice “No es bueno el afán sin reflexión; las muchas prisas son causa de errores” (Proverbios 19:2). Por eso, frente a un problema, ten paciencia, piensa bien y busca la mejor manera de superar o convivir con el problema. Pide a Dios y Él te dará la paciencia. Acuérdate que Dios está contigo.

Oremos: Bondadoso Dios, enséñame a tener paciencia para enfrentar mejor los problemas de mi vida. Amén.

“No es bueno el afán sin reflexión; las muchas prisas son causa de errores” (Proverbios 19:2)