Seguridad

Estamos viviendo en días violentos. Muchos salen de sus casas para irse a sus trabajos y no saben si volverán seguros a sus hogares. Se invierte mucho dinero en seguridad pública y particular. Pero, aún así la violencia está aumentando. ¿De dónde provendrá la seguridad? Nuestra seguridad está en el Señor. Esto no quiere decir que estamos libres de la violencia, sino que aquel que tiene a Cristo está en paz con Dios y puede compartir el verdadero amor con las personas. ¿Queremos más seguridad? Amemos a nuestro prójimo y así tendremos más paz en nuestra sociedad.

Oremos: Señor, líbranos de la violencia y ayúdanos a que seamos seres pacíficos. Amén.

“No te pido que los saques del mundo, sino que los protejas del mal” Juan 17:15.