Si no hay amor, de nada sirve

Es bastante conocido ese pasaje Bíblico que dice: “Ahora les voy a mostrar un camino más excelente. Si hablo en lenguas humanas y angelicales, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido. Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y poseo todo conocimiento, y si tengo una fe que logra trasladar montañas, pero me falta el amor, no soy nada” (1 Corintios 13:1-2).

Si, sin amor de nada sirve donar dinero para una obra de caridad, ayudar un orfanato, regalar ropas en el invierno, en fin, hacer cualquier buena acción. Sin amor, no se puede agradar a Dios, esta esla verdad. Sicrees en Jesús, tienes en un tu corazón el verdadero amor. Mira a tú alrededor y busca qué hacer para demostrar ese amor. 

Oremos: Señor, gracias por tu amor que cubre todos mis pecados. Ayúdame para que yo actúe siempre con amor. Por amor a Cristo. Amén.