Sin miedo del tiempo

“La única cosa segura en nuestra vida es la muerte” – dice la sabiduría popular. Científicos y médicos luchan con todas sus armas para traer un poco más tiempo de vida para las personas.  Aún así, la muerte sigue siendo segura. La mayoría de las personas jamás se entera de cuanto tiempo de vida aun les queda. Ni tú, ni yo sabemos cuánto tiempo de vida aun tenemos. ¡Pueden ser minutos, horas, días, años! Pero una cosa nosotros sabemos: Todo el tiempo de vida que tenemos es un regalo que Dios nos da. Por eso, lo mejor que podemos hacer, es vivir ese tiempo con gratitud, alabando a Dios y confiando que Jesucristo nos aseguró la vida eterna en los cielos.

Oremos: Amado Señor Dios, en el tiempo de vida que aun nos queda, ayúdanos a que seamos un testimonio vivo de Tu amor. En el nombre de Jesús. Amén.

“Y que den su gracia a todos los que aman a nuestro Señor Jesucristo con un amor inalterable” (Efesios 6:24)