Sin miedo

El miedo es parte de nuestro día a día. Ya sea el miedo de la violencia, del futuro, en fin, el motivo del miedo varía, pero es horrible sentir miedo. Acuérdate de Dios. Él quiere protegerte de todo el peligro. Él no quiere que sufras. Por eso, confía en Él. Jesús te ama y te protegió de la muerte eterna, y quiere ser parte de tu vida para protegerte hoy y siempre.

Oremos: Bondadoso Dios, ayúdame y líbrame de todo el mal. Amén.

“El Señor le dijo: No tengas miedo. Yo te protegeré de todo peligro” (Génesis 15:1)