Somos obra de Dios

¿Prefieres creer que tu vida es obra del acaso o de la grandeza de las manos de Dios? Es mucho mejor saber que fuimos creados con un propósito definido, en lugar de ser obra del acaso o fruto de una coincidencia de factores. Dios te creo. Él cuida de tu vida y se preocupa por ti. Entrega tu vivir a Dios. Él da sentido a tu vida. Él te muestra el camino a seguir. Él envió a Jesús para perdonar nuestros pecados. Él está a nuestro lado ayudándonos todo el tiempo.

Oremos: Bondadoso Dios y creador, como es bueno saber que soy obra de Tu mano. Ayúdame Señor a confiar cada vez más en Ti. Amén.

“Cristo nos liberó para que seamos libres. Por lo tanto manteneos firmes en esa libertad y no os sometáis otra vez al yugo de la esclavitud.” (Gálatas 5:1)