Cristo venció la muerte

“Has sido hecho de tierra y en tierra nuevamente te convertirás”. A partir del momento en que Dios dijo estas palabras, el mundo pasó a conocer algo que en la creación no existía: La muerte. La Muerte era una palabra desconocida para Adán y Eva hasta el día en que decidieron ser iguales a Dios. Desde ese día, la muerte entró al mundo y nunca más lo abandonó. A cada día nos aproximamos más de la muerte. A pesar de todo, hay esperanza aún delante de la muerte, existe posibilidad de una nueva vida para todos nosotros. Tenemos vida en Cristo, pues Él venció la muerte. En Cristo la vida venció la muerte.

Oremos: Señor Dios, Gracias porque a través de Cristo, Tú me das la certeza de la vida eterna contigo después de la muerte. Bendice a todos aquellos que están sufriendo el dolor de perder un ser querido. Amén