En paz contigo mismo

¿Estás en paz? ¿Estás en paz contigo mismo? ¿Estás en paz con tus familiares y amigos? Estamos viviendo una época en que las personas están cada vez más agresivas y violentas. Los gobiernos cada vez invierten más en seguridad. Las personas pagan guardaespaldas. Utilizan vehículos blindados y aun así la violencia aumenta cada vez más. ¿Será que existe una solución? La solución está en Dios. ¡Dios es la fuente de paz! (Romanos 16:20) La sociedad en que vivimos está cada vez preocupándose más por los bienes materiales. Cada vez más las personas olvidan la Palabra de Dios y buscan sus propias soluciones. ¿Quieres tener paz contigo mismo y con los demás? Esta paz es y está en Jesucristo. Cristo nos reconcilió con Dios por medio de Su muerte y resurrección. Él también es la fuente donde encontraremos amor y paz para convivir en armonía con nuestro prójimo. Es necesario que trabajes y ores por la paz. Empezando dentro de ti, en tu hogar y en el relacionamiento con tu prójimo.

Oremos: Ayúdame Jesús a tener paz con Dios, conmigo y con el prójimo. Amén

“así el Dios de paz aplastará pronto a Satanás bajo vuestros pies. Que nuestro Señor Jesús os bendiga” Romanos 16:20.

Anuncios