Pondré mi esperanza en Dios

¿Cuantas veces ya te haz despertado sintiéndote débil, abatido, presionado por un montón de problemas que se van acumulando día a día? Y en esos momentos nos preguntamos: ¿Por qué estoy tan triste? ¿Por qué estoy tan afligido? La mayoría de las personas ya tuvo y aún tiene, momentos así. ¿Y que puedes hacer? ¿Dónde buscar ayuda? Veamos la actitud del escritor del Salmo 43, quien encontrándose en la misma situación de tristeza y miedo dijo: “Pondré mi esperanza en Dios y además Lo alabaré. Él es mi Salvador y mi Dios”. Y es exactamente lo que debes hacer hoy: poner tu esperanza en Dios, pues solamente en Él encontrarás ánimo, fuerzas y coraje para enfrentar tus problemas. Deja que la palabra de Dios te convenza de que Jesucristo es tu Salvador y tu Dios.

Oremos: Amado Salvador Jesús, ayúdame a enfrentar la vida con la certeza de que siempre tendré Tu compañía, Tu amor y Tu perdón. Fortalece mi confianza en ti, para que mi corazón se alegre y mis labios proclamen que Jesús es mi Salvador y mi Dios. Por Jesús. Amén.

Lee en tu Biblia: Salmos 43:1-5