Dios nos perdona

¿Quién no comete pecados? Todos los días nosotros pecamos, ya sea por medio de pensamientos, palabras o acciones. Un pecado que muchas veces olvidamos es el que cometemos por omisión, cuando dejamos de hacer el bien. Y, porque pecamos, somos todos merecedores del castigo de Dios. ¿Qué podemos hacer para librarnos de nuestra culpa? ¡Nada! Solamente nos queda postrarnos delante de Dios, en sincero arrepentimiento, y suplicarle que tenga compasión de nosotros de acuerdo con Su misericordia, y definitivamente nos perdone. ¿Pero Dios realmente perdona? ¿Incluso a un asesino o un adúltero? Si, Él perdonará porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos se arrepientan, crean en Su Hijo Jesús, el Salvador, y tengan la vida eterna.

Oremos: Amado Dios, yo reconozco que soy pecador y que también merezco tu condenación eterna. Ten piedad de mí y borra mi pecado. En el nombre de Jesús. Amén

“Él quiere que todos se salven y lleguen a conocer la verdad” (1 Timoteo 2:4)

Anuncios