Guardando lo que es importante

Estamos sujetos a perder muchas cosas: Salud, bienes materiales, amigos, etc., sin embargo, existe una cosa que nunca debemos perder: La confianza en Jesucristo. Sin esa fe en el Salvador Jesucristo, todo está perdido. Y al respecto de las cosas espirituales Él nos dice en Su Palabra: “Vendré pronto. Guarden lo que ustedes tienen, para que nadie les robe el premio de la victoria”.

Oremos: Que nuestras buenas obras, Señor, que son frutos de la fe, sean testigos de Tu amor y misericordia. Amén