Dios está llamando

Un estudiante tenía muchas dudas sobre la fe. Por eso él se acercó a un profesor cristiano y le dijo: “Vengo escuchándole a usted hablar sobre Dios, como si lo conocieras muy bien, y supieras lo que Él hace y donde Él está. Yo he buscado a Dios durante toda mi vida en muchos lugares, pero nunca lo encontré”. El profesor le contestó: “Tu deseo de conocer a Dios es en realidad la confirmación del hecho de que Dios quiere conocerte a ti. Tus dudas sobre Dios confirman el hecho de que Él está llamándote para Él”. Dios nos dice en el libro de Isaías: “Antes que clamen, yo responderé; mientras aún estén hablando, yo habré oído.” Estas palabras nos dan la certeza de que Dios no nos abandona en nuestras dudas, no  vacía nuestras esperanzas, ni siquiera nos deja solos en nuestras incertidumbres.

Oremos: Señor mi Dios, como es bueno saber que Tu conoces nuestras debilidades y nuestros problemas, y que siempre estás listo para escucharnos. Da nos la certeza de tu presencia. Por amor de Jesús. Amén.