Jesús es el camino correcto

La vida moderna es muy parecida a las terminales de ómnibus y avenidas que contienen muchos carteles y señales que indican la dirección del centro, barrios y Shoppings, las próximas ciudades o incluso la provincia. Quien está en pleno movimiento no puede parar en medio del camino para pensar con calma cual es el camino que debe tomar. Y después de haber elegido un camino, tampoco se puede dar marcha atrás y volver para el otro camino. Una decisión equivocada puede costar mucho tiempo hasta que se encuentre el camino correcto para regresar. Esto significa que estamos en tiempos de decisiones rápidas e importantes.. Dios sabe como es fácil equivocarse a la hora de elegir el camino. Enseñar y guiar son las principales actividades de la agenda de Dios.. Su enseñanza no se trata de información inútil, sino que son verdades para nuestro propio beneficio. La más importante de ellas se trata del camino para la vida eterna. En el Evangelio de S. Juan, Jesús dice: “Yo soy el camino, la vedad y la vida; nadie viene al Padre sino por mí” (Juan 14:6)

Oremos: Querido Dios, orienta mis pasos y mis actitudes. Envía Tu Espíritu Santo para mostrarme Tus caminos en Tu Santa Palabra. Amén