El que es importante

En el trabajo, en la escuela, en los negocios o en la política, siempre hay alguien que es más importante. Sin embargo, no siempre el que se cree el más importante realmente “es” el más importante. Y cada uno tiene su importancia dependiendo de lo que hace, dice o piensa. Sin embargo, hay alguien que ES, sin dudas, más importante de lo que cualquier uno de nosotros podrá ser algún día, ese es Jesús, el Hijo único de Dios. Él es el Hijo de Dios creador, Señor de todas las cosas. Y este Jesús, tan importante, se entrego en una cruz para perdonar los pecados de todos nosotros. Pues entonces, si alguien tan importante hizo una cosa tan increíble por nosotros, ¿No somos nosotros también importantes para Dios?. Por supuesto que lo somos. ¡Tu eres muy importante para Dios, y por eso Él te ama tanto!

Oremos: Dios, muchas gracias por que me amas tanto, y por que haz demostrado este amor enviando a Tu único Hijo para morir por mi. Gracias a este gesto de amor se que soy muy importante para ti. Amén.

Lee en tu Biblia: Marcos 9:33-37